Público
Público

Muere el ciclista Frank Vandenbroucke de una embolia

El corredor belga tenía 34 años. Fue considerado una de las grandes promesas del ciclismo mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ciclista belga Frank Vandenbroucke ha muerto hoy a los 34 años, a causa de una embolia, según ha informado esta noche la televisión belga RTBF.

Nacido en Mouscron el 6 de noviembre 1974, Vandenbroucke fue considerado, al inicio de su carrera, como una de las grandes promesas del ciclismo mundial. fue un ciclista pleno de talento que asombró al mundo del ciclismo a finales de los años 90, cuando ganaba clásicas a través de ataques impetuosos que dejaban anclado al resto del pelotón, pero también un hombre envuelto en problemas familiares y de drogas que le apartaron de éxitos deportivos mayores.

Profesional desde el año 1993, ganó 54 carreras, entre ellas el Lieja-Bastoña-Lieja en 1999. También se impuso en la París-Niza y en la Gante-Wevelgem en el año 1998. Envuelto en varios casos de dopaje y de toxicomanía, había dejado la profesión de ciclista durante esta temporada.

En la cima de su carrera con apenas 25 años, Vandenbroucke aterrizó en 1999 en el equipo Cofidis, para compartir liderazgo con David Millar y completar su último año victorioso. El gran momento de su carrera llegó en la Vuelta a España de aquella temporada, donde ganó dos etapas, una de ellas en Avila, dejando para la historia un impresionante ataque junto a las murallas de la ciudad.

Para entonces ya habían llegado a su vida las primeras acusaciones formales de dopaje, dando comienzo a una cuesta abajo que le apartó de las victorias para siempre pese a que, desde el año 2000 hasta su retirada definitiva el pasado 31 de agosto, intentó reverdecer laureles en ocho equipos diferentes.

Precisamente en 2000 fue ingresado por una depresión, aunque el comienzo del fin se produjo dos años después, cuando la policía encontró EPO, morfina y clembuterol durante un registro en su casa. Vandenbroucke dijo inicialmente que los medicamentos eran para su perro, pero finalmente admitió su culpabilidad y fue sancioado.

En 2002 fue sorprendido conduciendo ebrio en Bélgica con una tasa que triplicaba la permitida 

Aquel registro dio inicio a una serie de sucesos dispares y escalonados a lo largo de los años siguientes. En ese mismo 2002 fue sorprendido conduciendo ebrio en Bélgica con una tasa que triplicaba la permitida y dos años después la policía tuvo que intervenir en su casa porque el 'enfant terrible' del ciclismo había disparado al aire con una escopeta de caza mientras discutía con su mujer.

Sus vanos intentos de levantar su carrera simultanearon con nuevas sospechas de dopajes en una época en la que la policía y sus registros eran protagonistas absolutos en el mundo del ciclismo, por encima de las hazañas deportivas de los ciclistas.

Tanto contratiempo colapsó a Vandenbroucke, que en 2007 intentó quitarse la vida en Italia mientras militaba en el Acqua e Sapone-Caffé Mokambo. Aquel fue el enésimo incidente antes de relatar en sus memorias los problemas con su divorcio y con las drogas y de compararse con otro genio que murió joven, Marco Pantani, anticipando un desenlace fatal todavía por aclarar.

Más noticias en Política y Sociedad