Público
Público

Muere la mona Chita

Chita, la inseparable mona compañera de Tarzán, consta en el Libro Guiness de los Récords por ser el más longevo del mundo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Chita, el popular chimpancé que protagonizó las películas de Tarzán durante los años 30, falleció el 24 de diciembre en la reserva de animales The Suncoast Primate Sanctuary de Palm Harbor (Florida) a causa de una insuficiencia renal, según ha declarado un portavoz.

Chita, que ha muerto sin descendencia, fue acogida en la reserva en los años 60 y era, sin duda, el más famoso de los quince chimpancés en cautiverio en este refugio para animales que ha recibido las condolencia desde todas partes del mundo y en diferentes idiomas.

La fundación que acogía al chimpancé ha puesto a disposición de los fans de la mona Chita un apartado para dedicarle un último adiós. La famosa acompañante de Tarzán, que tuvo cerca de una decena de chimpancés que la sustituyeron en rodajes de secuencias de la saga, recibió un solo premio en su vida: en 2006, con motivo de su 74 cumpleaños, fue galardonado por sus méritos artísticos en el Festival Internacional de Cine de Comedia de Peñíscola.

Según su biografía oficial, su última aparición en pantalla fue en 1967 junto a Rex Harrison en Dr. Doolitle.

Actualmente consta en el Libro Guiness de los Récords por ser el simio más longevo del mundo. El ciclo vital de un chimpancé en la naturaleza es de 25 a 35 años, aunque si es criado en una reserva o zoológico puede llegar a vivir hasta los 45. 

Más noticias en Política y Sociedad