Público
Público

Multan a una conductora por tocarse el pelo al creer que hablaba por el móvil

EFE

Un agente de los Mossos d'Esquadra ha multado a una conductora con 57,14 euros por tocarse el pelo mientras tomaba una "curva suave", después de detenerla por creer que hablaba por el teléfono móvil mientras conducía.

La mujer sancionada, María Luisa Porcel, no salía hoy de su asombro cuando explicaba a un grupo de periodistas su curioso caso, sucedido el 19 de abril, cuando abandonó su casa de Lliçà de Vall (Barcelona) con su vehículo y empezó a tomar una rotonda donde había una patrulla de los Mossos d'Esquadra de tráfico.

Según ha relatado hoy la mujer, de 28 años, uno de los agentes le paró y le dijo que la iban a sancionar por hablar por el teléfono móvil mientras conducía.

La mujer replicó que no estaba hablando por el teléfono móvil, porque precisamente aquel día se lo había olvidado en casa.

Sin embargo, el agente le replicó que la sancionaban igualmente, en este caso por tocarse el pelo mientras conducía.

De esta forma, en la sanción se multa a la mujer por conducir un vehículo "sin mantener la propia libertad de movimientos. Tocarse el cabello en curva suave".

A medio camino entre estar indignada y tomárselo a broma, la mujer insistía hoy en que no cometió ninguna infracción y que para ella tocarse el cabello es un gesto natural que no le impide estar concentrada en la conducción. "Es más peligroso fumar mientras se conduce", ha señalado.

Por este motivo, ha presentado un recurso a la sanción -que no puede acarrear la pérdida de puntos del carné-, que ahora está estudiando el Servicio Catalán del Tráfico (SCT).

Más noticias de Política y Sociedad