Público
Público

Nadal se entrena dos veces y dice que la semana se le está haciendo larga

EFE

El deseo de debutar en el Abierto de Australia e iniciar la defensa de la corona que ganó el pasado año invade al español Rafael Nadal, que hoy no quedó muy satisfecho con su primera práctica de la mañana y decidió repetir por la tarde.

"La semana se está haciendo muy larga, me he entrenado muy bien todos estos días, aunque hoy fue peor, pero creo que estoy en una buena línea", dijo Nadal. "Creo que he empezado el año muy bien y ahora hay que intentar jugar bien aquí el lunes, que es cuando creo que voy a empezar, y es donde empieza lo importante. Estoy aquí para hacerlo lo mejor posible".

El año ha empezado para Nadal de forma trepidante, y después de ganar la Copa Davis contra la República Checa en Barcelona apenas ha tenido solo un día de descanso. Ha trabajado en la pista buscando la mejor forma posible, y según él, se está acercando.

Pese a todo, y como suele ser habitual cada vez que considera sus posibilidades, no se ve como el gran favorito del torneo australiano. "Desde luego que no, en pista dura hay un montón de buenos jugadores. Creo que incluso siendo el número dos del mundo, no soy el máximo favorito, aunque sí uno de ellos", afirmó.

No obstante, en los dos torneos que ha disputado este año ha logrado alcanzar la final. "Tanto en Abu Dabi, aunque sea exhibición, como luego en Doha, me han servido para ver cómo estaba y probar todo lo que había hecho durante las tres semanas que he estado en casa, donde he entrenado a un nivel muy alto. Luego se ha visto en la pista, porque he jugado contra gente de nivel y lo he hecho muy bien, con más intensidad de lo que venía haciendo", dijo hoy.

"Creo que estoy en la línea positiva o adecuada, pero eso no quiere decir que vaya a llegar a las semifinales o a la final, o ganar. Creo que si consigo jugar como lo he hecho allí no hay motivo para preocuparse por los resultados", analizó el de Manacor.

Para Nadal no hay un favorito claro, sino un grupo de jugadores, y no descarta que haya alguna sorpresa. "Cuando termina un año y comienza otro parece que todo empieza de nuevo. Davydenko es al que he visto jugar realmente y lo está haciendo a un nivel muy alto. Después estarán ahí los de siempre. No creo que haya muchas sorpresas. Tsonga, Djokovic, Soderling, Verdasco, Roddick, Cilic, todos estos estarán en la lucha para ganar, pero seguro que siempre hay sorpresas", dijo.

Nadal considera que la placidez o no de su parte del cuadro dependerá de su juego. "Lo importante es jugar bien, porque así parece todo menos difícil y ves las cosas más claras. Si juegas peor todo se convierte en complicadísimo. Veremos cómo juego y cómo empiezo el primer día, eso es lo que me preocupa ahora mismo", señaló.

El primer rival de Nadal será el australiano Peter Luczak, 78 del mundo, con el que no se ha enfrentado hasta ahora y que cuando se enteró que le había tocado en suerte el de Manacor, tardó lo suyo en salir de su asombro. "Sé que juega desde el fondo de la pista, es muy luchador y sólido. Lo he visto algunas veces por la tele pero no tengo demasiada información. Hay que intentar superarlo por ritmo", aventuró.

Más noticias de Política y Sociedad