Público
Público

Nepal declara la República y deja atrás 240 años de Monarquía

EFE

La Asamblea Constituyente de Nepal proclamó hoy con una mayoría abrumadora la República y dio por abolida la Monarquía, institución presente en el país himalayo desde hace 240 años.

Un total de 560 miembros de la cámara votaron a favor de una resolución de cinco puntos que instauró la República en Nepal, mientras que sólo cuatro representantes del monárquico Partido Nacional Democrático (RPP) se pronunciaron en contra.

El primer punto de la moción asegura que Nepal se constituye en una República Federal Democrática "independiente, soberana, secular e integradora".

"Todos los derechos, instalaciones y estatus tradicional y culturalmente conferidos al rey y a la familia real, aparte de aquellos de los que gozan los ciudadanos nepalíes, serán automáticamente extinguidos", reza el segundo punto de la resolución.

El Gobierno interino escribirá ahora una carta al rey Gyanendra para que abandone el Palacio Real en quince días, aseguró a Efe el secretario general del Partido Comunista-Leninista (UML), la tercera fuerza del país, Jhalnath Khanal.

"Hoy es un día que tan sólo llega una vez en una era", dijo al inicio de la sesión el aún primer ministro, Girija Prasad Koirala.

"Mis sueños se han realizado hoy, y creo que también los sueños de todo el país", declaró Koirala, quien agregó que "a partir de ahora, el asesinato, la violencia y el terror tienen que acabar".

Koirala señaló que "el proceso de paz que empezó en el país llega ahora a su conclusión lógica" e instó a los miembros electos de la Asamblea a buscar el "consenso" y la "unidad".

Los otros puntos de la moción aprobada se refieren a la declaración del 28 de mayo como el día oficial de la República de Nepal, a la conversión en museo del actual Palacio Real y a la creación de la figura del presidente.

Precisamente, este último aspecto ha causado que el inicio de la primera sesión de la Asamblea Constituyente se demorase más de diez horas, ya que los tres principales partidos discutían qué poderes debe tener el futuro presidente de la República.

Mientras que el hasta ahora gobernante Partido del Congreso y el Partido Marxista-Leninista (UML), segunda y tercera fuerzas de la Asamblea, abogaban por decidir hoy las funciones del presidente, el Partido Comunista-Maoísta (CPN-M), vencedor en los comicios de abril, prefería dejar el acuerdo para más adelante.

"Queríamos definir los derechos y las responsabilidades del presidente hoy mismo, pero los maoístas no estaban preparados para ello", explicó a Efe el secretario general del UML.

Durante el día, miles de personas salieron a las calles en todo el país para saludar el advenimiento de la República, una celebración tan sólo empañada por la explosión de dos artefactos en las inmediaciones de la sede de la Asamblea Constituyente en Katmandú, que dejó cuatro personas heridas.

"¡¡Prachanda presidente, Prachanda presidente!!", gritaban centenares de simpatizantes maoístas ante el edificio de la Asamblea, jaleando al líder de la antigua guerrilla.

Tras más de diez años de guerra entre el Gobierno y la guerrilla maoísta, a finales de 2006 ambas partes firmaron un acuerdo de paz al que debía seguir la celebración de elecciones.

En 2007 se aplazaron en dos ocasiones los comicios y los maoístas, que formaban parte del Gobierno, abandonaron el Ejecutivo y sólo se reintegraron a él tras conseguir un compromiso de que Nepal se convertiría en una República.

El 10 de abril pasado, los maoístas, liderados por Pushpa Kamal Dahal, alias Prachanda, obtuvieron 220 de los 575 escaños de la nueva Constituyente elegidos por sufragio directo.

Más noticias de Política y Sociedad