Público
Público

Obama "encantado de ser amigo" de Zapatero

La cita será en Praga, donde ambos participarán en la cumbre informal entre la UE y Estados Unido

AGENCIAS

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha iniciado pasado las 15.00 horas de hoy en el Centro de Congresos de Praga su primera entrevista bilateral con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Se trata también de su primer encuentro formal con un presidente estadounidense en los cinco años que lleva al frente del Ejecutivo español y tendrá una duración prevista de unos 30 minutos. Zapatero y Obama posaron ante las cámaras al inicio de su encuentro.

Tras un apretón de manos, Obama le ha dado una palmada en el hombro a Zapatero, de quien ha dicho que "es una persona que no sólo entiende de verdad los problemas de España", sino que se toma en serio la "extraordinaria influencia" de su país en el mundo y sus "responsabilidades internacionales".

Obama ha indicado que ha "disfrutado mucho" trabajando estos días de citas internacionales con Zapatero y esperó que la "sólida relación" que tienen en la actualidad sea "incluso más fuerte" . "Puedo llamarle mi amigo", ha señalado el presidente estadounidense, quien ha mostrado sus deseos de venir a España.

El presidente del Gobierno avanzó hace unos días que tenía interés en abordar con Obama la posibilidad de colaborar juntos en Latinoamérica y en energías renovables. Según fuentes gubernamenales, los dos líderes abordarán presiviblemente también la situación en Oriente Próximo, Africa, la cooperación entre EEUU y la UE de cara a la presidencia española de 2010, la amenaza del terrorismo o la agenda de seguridad de la OTAN.

Desde Moncloa se remarca que esta reunión servirá para abrir una "nueva etapa" en las relaciones bilaterales -que se enfriaron en la etapa de George W. Bush desde la decisión de Zapatero de retirar las tropas de Irak- y subrayan la "cercanía" que existe entre estos dos dirigentes "progresistas", que comparten que la prioridad actual es actuar ante la crisis financiera y económica mundial y que para ello es necesaria la cooperación entre países.

En cuanto termine el encuentro, Zapatero pondrá rumbo a Estambul, donde esta tarde presidirá la primer Reunión de Alto Nivel (RAN) entre España y Turquía junto al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, con quien prevé comparecer en rueda de prensa conjunta. Será ahí cuando el presidente pueda dar cuenta de su entrevista con Obama, ya que en Praga no hay previstas declaraciones.

Zapatero tan sólo cruzó algunos saludos y mantuvo alguna conversación telefónica con el anterior inquilino de la Casa Blanca, George W. Bush, cuya relación bilateral marcó desde el principio la decisión del socialista de retirar las tropas de Irak. Meses después Zapatero llegó incluso a animar a otros países a que siguieran su ejemplo y retiraran sus tropas por el bien del país árabe, durante una visita que efectuó a Túnez con motivo de la Reunión de Alto Nivel (cumbre bilateral) entre España y el país magrebí.

El presidente español se convirtió así en uno de los pocos dirigentes mundiales que no llegaron a pisar la Casa Blanca para visitar a Bush. No obstante, Zapatero pudo entrar finalmente en la residencia del presidente de los Estados Unidos con motivo de su participación en la cumbre del G-20 en Washington el pasado 15 de noviembre, donde Bush le recibió, como al resto de líderes, en el vestíbulo de la Casa Blanca.

Zapatero y Obama tuvieron oportunidad de charlar personalmente por primera vez en la cena que ofreció en Londres la reina Isabel II a los asistentes a la cumbre del G-20. Según relataron fuentes gubernamentales españolas, fue una conversación amplia en la que hablaron de la crisis financiera internacional y otras cuestiones relacionadas con la OTAN y las relaciones internacionales.

Acompañados por una intérprete, Zapatero tuvo ocasión de conocer a la esposa de Obama, Michelle, y, en un momento más distendido de la conversación, comentaron aficiones compartidas, como el baloncesto y el footing, e incluso aludieron a la posibilidad de correr juntos. Obama le trasladó a Zapatero su interés por visitar España, si bien matizó que dicha visita se podría preparar con tranquilidad más adelante. Los dos líderes han coincidido también en la Cumbre del 60 aniversario de la OTAN en las ciudades de Baden Baden, Kehl y Estrasburgo.

Zapatero conoce también al vicepresidente estadounidense, Joe Biden, con quien se entrevistó durante media hora el pasado 28 de marzo en Viña del Mar (Chile), en el marco de la Cumbre de Líderes Progresistas. Ese encuentro sirvió para que ambos países zanjaran públicamente el desencuentro provocado por el anuncio de retirada de las tropas españolas en Kosovo y su voluntad de colaborar juntos.

Tras esa entrevista, Biden manifestó en rueda de prensa que Estados Unidos considera a España uno de sus socios "más fuertes", a pesar del desacuerdo vivido por el anuncio de la retirada española de las tropas de Kosovo, que el vicepresidente achacó a una "falta de comunicación adecuada".

Según ha avanzado el propio Zapatero, centrará su entrevista con Obama en dos cuestiones, la oportunidad de colaborar juntos en América Latina y en el campo de las energías renovables. En una entrevista en CNN Internacional la semana pasada, Zapatero dio por sentado.