Público
Público

Optar por beber agua previene la diabetes: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Kerry Grens

Las mujeres que optan porbeber agua en lugar de bebidas dulces, como gaseosas o jugos defruta, tienen un riesgo algo más bajo de desarrollar diabetes.

Un estudio sobre más de 80.000 mujeres seguidas durante unadécada sugiere que agregar agua a las bebidas dulces del día noharía la diferencia, pero que reemplazarlas con agua permitiríaprevenir el trastorno metabólico.

"No es que el agua ayude, salvo con la hidratación, sino queel resto daña", dijo Barry Popkin, profesor de la Facultad deSalud Pública de la University of North Carolina.

Las bebidas dulces refuerzan el riesgo de desarrollardiabetes, según explicó el doctor Frank Hu, profesor de laFacultad de Salud Pública de Harvard y autor principal delestudio.

Por eso se recomienda beber agua en lugar de las bebidasazucaradas y "la pregunta es si ese tipo de sustitución influyede alguna manera en la aparición de la diabetes".

El equipo de Hu reunió información del llamado Nurses HealthStudy, que relevó la salud y el estilo de vida de decenas demiles de mujeres de Estados Unidos.

El nuevo estudio incluyó a 82.902 mujeres, que habíanrespondido sobre la alimentación y la salud durante 12 años. Enese período, unas 2.700 desarrollaron diabetes.

La cantidad de agua consumida no influía en el riesgo dedesarrollar diabetes, ya que las participantes que ingerían másde seis vasos por día tenían el mismo riesgo que las que bebíanmenos de un vaso.

Pero cada vaso diario de bebidas y jugos de frutasazucarados estuvo asociado con un 10 por ciento más riesgo dedesarrollar diabetes.

El equipo estimó que con reemplazar un vaso de gaseosa o dejugo por uno de agua, el riesgo de desarrollar diabetesdisminuiría un 7-8 por ciento.

Aunque no se trata de una diferencia enorme, "la elevadaprevalencia de la enfermedad en nuestra sociedad hace que hastaun 7-8 por ciento de reducción del riesgo sea significativopoblacionalmente", dijo Hu a Reuters Health.

Un 10 por ciento de las estadounidenses (o 12,6 millones)tiene diabetes. Una reducción del 7 por ciento significaría queserían diabéticas nueve de cada 100 mujeres en lugar de 10 decada 100.

El estudio publicado en American Journal of ClinicalNutrition determinó también que el café o el té amargos seríanuna buena alternativa a las bebidas dulces.

Los autores estimaron que reemplazar un vaso de gaseosa o dejugo de fruta con una taza de café o té reduciría entre el 12 y17 por ciento el riesgo de desarrollar diabetes.

Para Hu, la importancia del estudio reside en demostrar queel jugo de frutas no es un buen reemplazo de las gaseosas uotras bebidas dulces.

"Esos jugos aportan la misma cantidad de calorías y azúcarque las gaseosas", finalizó el autor.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 2 demayo del 2012