Público
Público

Otegi y Rafa Díez apoyaron la lista de Sastre pese a la oposición de ETA

Tomaron la decisión unilateralmente por las dificultades de moverse en la clandestinidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Arnaldo Otegi y Rafa Díez Usabiaga tomaron la decisión de pedir el voto a favor de Iniciativa Internacionalista en las elecciones europeas sin un debate previo entre la militancia de Batasuna y en contra de la postura inicial de ETA.

La decisión de Otegi y Rafa Díez se produjo a pocas semanas de la celebración de los comicios tras debatirla únicamente con un reducido núcleo de dirigentes, según fuentes de la izquierda abertzale.

El auto dictado por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, el pasado día 16, para justificar el encarcelamiento de Otegi, Rafa Díez, Miren Zabaleta, Arkaitz Rodríguez y Sonia Jacinto recoge un documento en el que ETA recrimina duramente a esta supuesta nueva dirección de Batasuna su apuesta por apoyar a Iniciativa Internacionalista en lugar de pedir la abstención, tras haber fracasado las dos primeras alternativas: una alianza con EA o la creación de una plataforma electoral.

Según las fuentes consultadas en la izquierda abertzale, la falta de tiempo ante la cercanía de las elecciones europeas y las dificultades propias de tener que moverse casi en la clandestinidad por la vigilancia policial llevaron a Otegi y Rafa Díez a tomar la decisión final, sin abrir un debate entre las bases, de pedir el voto a favor de la lista de Alfonso Sastre, y en contra de la postura inicial de la banda.

Un interlocutor cercano a la línea que siguen Otegi y Rafa Díez en el debate interno sostiene que ambos trataron así de marcar un punto de inflexión en el marco de un proceso de reflexión para avanzar en la definición de una estrategia en la izquierda abertzale basada exclusivamente en el uso de las vías políticas. 'El principal argumento de Otegi para pedir el voto a favor de Iniciativa Internacionalistaen lugar de la abstención era que había que empezar a demostrar la apuesta por las vías políticas', señala.

ETA les censuró: 'No estamos para buscar al enemigo en casa'

El líder abertzale anunció el 23 de mayo su apuesta a favor de la candidatura de Sastre en una comparecencia en San Sebastián con una declaración de intenciones: 'Ese voto tiene que permitir poner de manifiesto la situación antidemocrática que vive Euskal Herria para demandar la implicación de Europa y de la comunidad internacional en una solución pacífica y democrática al conflicto'. Esta decisión les supuso a Rafa Díez y Arnaldo Otegi una severa reprimenda de ETA, recogida precisamente en el auto dictado por el juez Garzón para justificar su encarcelamiento.

'¿Dónde se toman las decisiones? ¿Hay alguien desarrollando la línea fuera de la dirección? Nosotros no andamos con la intención de buscar el enemigo dentro de casa, pero una vez leídas las comunicaciones se nos hace difícil ver el recorrido para llegar a esa decisión', dice ETA, que acaba aceptando la decisión, según el documento intervenido.

En cualquier caso, los 115.000 votos conseguidos en el País Vasco (15,8%) y los más de 23.000 en Navarra (11,4%), donde además la lista se situó como la tercera fuerza, reforzaron la figura de Otegi y Rafa Díez y, por ende, su apuesta a favor de definir una estrategia basada exclusivamente en las vías políticas.

Otegi y Usabiaga trabajaban en dar un giro a la estrategia abertzale

El sector mayoritario en Batasuna que respalda a Otegi y Rafa Díez teme un retroceso en el debate abierto. 'El Estado sabe perfectamente que encarcelar a Rafa y Otegi es quitarles credibilidad como portavoces y que el trabajo que estaban haciendo apuesta por la vía política', asegura un dirigente cercano a ambos.

'En la izquierda abertzale' agrega hay un convencimiento general de que es necesario superar esta fase de conflicto armado y entrar en otra de debate político sin violencia como paso previo para la confrontación con el Estado'.

Por otro lado, la vinculación que establece Garzón entre el polo soberanista y ETA ha generado un fuerte malestar entre los partidos y los sindicatos nacionalistas, que ven tras ello un intento por 'criminalizar' la iniciativa política para desactivarla de antemano. EA reivindica, de hecho, que la idea del polo soberanista es suya. El sindicato nacionalista ELA presentó ya en junio de 2007 un documento titulado Trabajar el espacio social y político por la autodeterminación, en el que reivindicaba también el polo soberanista.

Más noticias en Política y Sociedad