Público
Público

Paco Vázquez, el Libertador (lingüístico)

El ex alcalde y embajador ante la Santa Sede vuelve a la carga contra el gallego y rechaza el topónimo oficial de A Coruña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Casi tres años en Roma no le han bastado a Paco Vázquez para olvidarse de sus disquisiciones linguísticas. El ex alcalde de A Coruña y actual embajador ante la Santa Sede reavivó este jueves en su ciudad la polémica que impregnó su mandato hasta que fue enviado a la ciudad eterna para tratar con el Vaticano, un cargo que le vino que ni pintado dada su condición de español y católico. Y de socialista, añadió  durante el discurso que realizó, el pasado jueves, tras recibir el Premio Fernández Latorre.

'Libertad se escribe con L', dijo Vázquez en referencia clara al artículo que acompaña al nombre de su ciudad. Reconocido antigalleguista, él siempre se ha reconocido como alcalde de La Coruña, por más que la Ley de Normalización Lingüística de Galicia y las Cortes Generales establezcan que la denominación oficial es A Coruña.

Pero el veterano político socialista —conocido por llevarle la contraria a las siglas que representa no sólo en cuestiones linguísticas, sino también en temas como el aborto— se caracterizó por pleitear durante largos años por la defensa del uso de la L. Incluso ahora, lejos de su tierra, no duda en aprovechar la ocasión para intentar imponer sus tesis.

'Libertad se escribe con L y lo que aparentemente puede parecer una cuestión menor se convierte en paradigma de esa imposición e intolerancia que parafraseando a Muñoz Seca demuestran como siempre que los extremos se tocan y también se reproducen', dijo Vázquez en su discurso, en referencia a los nacionalistas gallegos del BNG, que han batallado con él hasta que Javier Losada, actual regidor, le sucedió.

'Libertad se escribe con L' de La Coruña

Entonces, con Vázquez en Italia, pudo fraguarse una coalición de gobierno, necesaria tras la pérdida de la mayoría absoluta del PSOE (marca de la casa durante las anteriores legislaturas) y el avance de la derecha en las urnas, que obtuvo un solo escaño menos que los socialistas.

El testigo de la españolidad y el coruñesismo ha sido recogido por el candidato del Partido Popular, Carlos Negreira, quien vuelve a reivindicar la L, apoyado desde la Xunta por su flamante presidente, Alberto Núñez Feijóo. Éste ya ha dejado claro que, si en el pleno coruñés se ponen de acuerdo en la cooficialidad, algo que no ocurrió el pasado octubre, no tendrá problema alguno en llevar el caso al Parlamento autonómico.

'Debemos conservar sobre todo el espíritu de convivencia, de tolerancia y de diálogo, negándonos a aceptar imposiciones que las más de las veces reproducen los mismos excesos que denuncian, simplemente cambiándolos en provecho propio y paradójicamente utilizando en sentido contrario los mismos argumentos que fueron usados en su día por aquellos que hoy son denunciados como opresores de nuestra libertad', rezaba el texto de Vázquez, en la línea de las tesis de Galicia Bilingüe, una suerte de Hazte Oír a la gallega, pero en el plano lingüístico.

Más noticias en Política y Sociedad