Público
Público

La partida destinada a vivienda cae un 31%

PÚBLICO.ES/EFE

España tiene una de las tasa de emancipación juvenil más bajas de Europa. Los jóvenes emancipados han caído un 20% en los últimos cinco años y la edad media en la que un joven español se va de casa de sus padres gira en torno a los 34 años. Sin embargo, estas razones no son suficientes para ampliar la política de acceso a la vivienda. Muy al contrario, la dotación de la política de vivienda y el fomento de la edificación para este ejercicio cae un 31% situándose en 778,6 millones de euros.

La caída de la inversión en la política de vivienda corresponde, en su mayor parte, a  los créditos destinados a ejecutar los Planes Estatales a través de los que se desarrolla la política de Vivienda asumida por el Estado. Estos planes tienen por objeto las ayudas al alquiler, la rehabilitación, el estudio de nuevos tipos de viviendas de protección oficial, la creación de nuevas formas de ayudas, así como programas para determinados colectivos (jóvenes, discapacitados, víctimas de la violencia de género o del terrorismo, entre otros).

Otras de las áreas de actuación de esta partida son el fomento de los alquileres o las de movilización del patrimonio residencial existente. No obstante, los presupuestos para 2012 incluyen las dotaciones oportunas para continuar con el abono de la misma a aquellos beneficiarios que tuviesen reconocido ese derecho con anterioridad a la derogación del real decreto por el que se regulaba la renta básica de emancipación de los jóvenes.

Las dotaciones presupuestarias de la política de Vivienda incluyen, además, un conjunto de acciones puntuales para atender problemas específicos, como las subvenciones para la remodelación de barrios mediante convenios con administraciones territoriales, así como otras líneas de acción realizadas por el Ministerio de Fomento.

Estas otras líneas abarcan desde estudios de investigación y fomento en arquitectura y vivienda, hasta las intervenciones arquitectónicas y de ingeniería en obras específicas de rehabilitación patrimonial y, especialmente, la elaboración de normas básicas reguladoras de la innovación y calidad de la edificación.

Más noticias de Política y Sociedad