Público
Público

La Policía marroquí impide por la fuerza una manifestación en Casablanca

EFE

Agentes antidisturbios marroquíes dispersaron hoy por la fuerza una concentración de decenas de personas que pedían cambios políticos en una céntrica plaza de Casablanca, según informaron asociaciones y testigos presenciales.

La Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) denunció que la intervención policial dejó varios heridos así como un número indeterminado de detenidos, entre quienes podría estar uno de los fundadores del llamado Movimiento 20 de Febrero, Osama el Jlifi, si bien Efe no pudo confirmar esta información.

La manifestación es la primera de este tipo en Casablanca después de que el miércoles el rey Mohamed VI anunciase una reforma constitucional global que implica mayores poderes para el primer ministro, el reconocimiento de la Justicia como poder independiente y nuevas competencias para el Parlamento.

Sin embargo, los manifestantes mostraron su desacuerdo con la revisión constitucional y reclamaron la elaboración de una nueva Carta Magna y la disolución del Parlamento.

La AMDH condenó en un comunicado "este ataque feroz contra manifestantes pacíficos que rechazan los falsos eslóganes".

Por su lado, la organización islamista Al Adl wal Ihsan (Justicia y Caridad), varios de cuyos miembros participaban en la manifestación, denunció que las fuerzas de seguridad "impidieron a los ciudadanos acceder al punto de encuentro" en el que habían previsto iniciar la protesta.

En una nota difundida por el portavoz de esta organización, Hasan Bennajeh, los islamistas consideraron que la actuación policial va en contra del discurso del rey, "en el que se dijo que se iba a abrir la puerta a los derechos políticos, incluidos los de protesta y manifestación".

El Movimiento 20 de Febrero, que surgió a iniciativa de unos cuantos jóvenes en la red social Facebook, tiene previsto celebrar movilizaciones masivas en las ciudades marroquíes el próximo domingo 20 de marzo.