Público
Público

El PP vasco asumirá su "responsabilidad" para propiciar el fin del terrorismo

EFE

El PP del País Vasco es "consciente" del "nuevo escenario político" abierto en Euskadi tras el cese de la violencia de ETA y asume su "responsabilidad" en la tarea de "cerrar la página" del terrorismo, según la ponencia política que se presentará en el Congreso regional de mayo.

Esta ponencia política será debatida en el Congreso que el PP del País Vasco celebrará el 12 y 13 de mayo, titulada "La fortaleza de compartir, la necesidad de convivir: Pensando en Euskadi", a cuyo preámbulo y primer capítulo ha tenido acceso EFE.

En dicho preámbulo, el presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, que se ha encargado de elaborar la ponencia, esboza las líneas generales del texto que debatirán los compromisarios populares en el cónclave, entre las que destaca la reivindicación del papel de su partido en el fin del terrorismo y también la autocrítica sobre la actuación de los políticos y los motivos del distanciamiento de los ciudadanos respecto a los partidos.

"Somos conscientes del nuevo escenario político que se abre en Euskadi tras el anuncio del 'cese definitivo' de la actividad terrorista de ETA y asumimos como siempre nuestra responsabilidad para cerrar la página más triste y cruel de la historia reciente de Euskadi y afrontar un futuro sin violencia", argumentan los populares en un texto en cuyo desarrollo incluirán su posición respecto a la política penitenciaria.

Tras recordar que el PP ha sido un colectivo "cruelmente atacado por el terrorismo", la ponencia sostiene que es "justo" reivindicar, "con toda humildad", que en el fin del terrorismo "ha sido fundamental el papel del Partido Popular del País Vasco en defensa de las libertades y la democracia en Euskadi".

Los populares aseguran que "no hay nadie en todo el País Vasco que pueda estar más contento" ante la "perspectiva del fin del terrorismo", ya que, además de que ya "no matarán" a ningún miembro del partido, el PP podrá "extender su influencia en territorios hasta ayer hostiles aprovechando la falta de presión violenta que históricamente ha recaído" sobre sus siglas.

El PP apuesta en el preámbulo de la ponencia por una sociedad abierta, que supere "el tribalismo ideológico", y argumenta que la pasada generación "escribió la historia del País Vasco en términos nacionalistas" mientras que a la siguiente le toca hacerlo "en términos de apertura, interdependencia, colaboración y compromiso en el que la libertad individual prime sobre imposiciones colectivas".

El partido de Antonio Basagoiti, único candidato a la Presidencia, defiende "un modelo no enfrentado al nacionalismo, pero sí confrontado, basado en la visión de una sociedad abierta".

Los populares vascos recuerdan que los políticos sirven a los ciudadanos y proclaman la "tolerancia cero" con quienes "se aprovechen de sus cargos públicos, de las instituciones, de su relevancia o influencia, para enriquecerse y robar al conjunto de la ciudadanía con fondos públicos".

"La Justicia debe actuar sobre ellos con absoluta determinación y los partidos políticos actuar con ejemplaridad y contundencia ante los corruptos", defiende el texto, que se compromete a impulsar una Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno en todas las instituciones vascas.

Más noticias de Política y Sociedad