Público
Público
derechos laborales

La precariedad de los trabajadores de Amazon que "han pagado" el viaje de Jeff Bezos al espacio

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, ha realizado un viaje de poco más de diez minutos al espacio. Tras su regreso a la Tierra, expresó su agradecimiento a los clientes y empleados de Amazon por pagarle este capricho.

22/11/2018.- Fotografía de archivo del logo de Amazon. EFE/EPA/Friedmann Vogel
22/11/2018.- Fotografía de archivo del logo de Amazon. EFE/EPA/Friedmann Vogel.

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, realizó este martes un viaje de poco más de diez minutos al espacio junto a su hermano, el astronauta Wally Funk, y el joven Oliver Daemen, en una nave de su propia marca. Tras su regreso a la Tierra, el multimillonario expresó en una rueda de prensa su agradecimiento a los clientes y empleados de Amazon por pagarle el viaje. "Quiero dar las gracias a todos los trabajadores de Amazon y a todos los clientes de Amazon. ¡Porque vosotros habéis pagado todo esto!", dijo entres los aplausos del público.

Esta frase no ha pasado desapercibida ya que, desde hace años, la compañía de Jezz Bezos acumula numerosas denuncias y huelgas por parte de sus trabajadores, que han llegado a asegurar que algunos de ellos orinan en botellas por falta de tiempo, lo que la propia empresa reconoció cuando saltó la polémica. "Nos gustaría resolverlo. Aún no sabemos cómo, pero buscaremos soluciones", apuntaron portavoces de la multinacional después de haberlo negado. 

Muertes por coronavirus y despidos por protestar

Durante la primera ola de covid, dos trabajadores estadounidenses de la compañía fallecieron tras contagiarse. El primero de ellos murió el uno de abril de 2020 y, el segundo, el 4 de mayo del mismo año, lo que llevó a los empleados a organizar protestas para pedir que aumentaran las medidas de salud y seguridad. La respuesta de la compañía fue contundente: despedir a varios empleados por expresar su descontento con las medidas adoptadas.

En España, el Ministerio de Trabajo exigió a la empresa que tomara medidas de seguridad a raíz del coronavirus y le dio un ultimátum para que subsanara las deficiencias de control sanitario que detectaron los inspectores en su megacentro logístico de la localidad madrileña de San Fernando de Henares, algo que la empresa no tardó en solucionar. "Hemos implementado más de 150 cambios significativos en los procesos para asegurarnos de que mantenemos a nuestros equipos seguros, incluyendo medidas de distanciamiento social y un incremento en la intensidad y en la frecuencia de la limpieza y desinfección de todos nuestros centros. Solo en España, desde el inicio de la pandemia hemos adquirido más de 39 millones de pares de guantes, 17,9 millones de mascarillas, 74 millones de toallitas y 12,7 millones de botellas de desinfectante de manos", aseguran desde la compañía.

Huelgas, control a trabajadores y falsos autónomos  

En Italia, la pandemia destapó la precariedad de los trabajadores y éstos declararon la primera huelga el 23 de marzo. Alrededor del 75% de los empleados secundaron una huelga de 24 horas a la que se sumaron los trabajadores del área de logística, incluidos los proveedores de servicios de entrega de paquetes. La asociación de consumidores Federconsumatori solicitó a los clientes de Amazon que apoyaran a los huelguistas  y no compraran a través de la plataforma durante ese día de paro. 

Hace menos de un año, se conoció que Amazon monitorizaba la actividad de los sindicatos, así como huelgas y protestas, en sus almacenes en Europa, según reveló la sección de tecnología de la revista Vice Estados Unidos. Los documentos a los que tuvo acceso el medio muestran que los analistas de Amazon controlaban de cerca a sus trabajadores para evitar cualquier interrupción en las operaciones de cumplimiento de pedidos.

No sólo Glovo, Uber Eats o Deliveroo se caracterizan por contratar falsos autónomos. En 2020, la Inspección de Trabajo dio de alta de oficio en el régimen general de la Seguridad Social a 4.066 repartidores de Amazon en España que trabajaban como autónomos, tras una denuncia de UGT. Además, la Administración reclamó a la empresa 6,2 millones de euros por las cotizaciones insatisfechas de los trabajadores. Estos empleados utilizaban su propio vehículo para el reparto de paquetes a través de lo que la plataforma denomina Amazon Flex. Desde la propia compañía explican a Público que todavía cuentan con repartidores autónomos. "En Amazon estamos comprometidos con la creación de oportunidades en las comunidades en las que operamos. Para ello, y como parte de nuestro modelo logístico en la última milla, venimos colaborando desde hace años con una extensa red de empresas de reparto, incluyendo pequeñas y medianas empresas, así como una pequeña red de transportistas autónomos".

La temporalidad y la rotación son dos características de los puestos de trabajo en España, según asegura Ana Isabel Berceruelo, asesora de Comisiones Obreras para los trabajadores de Amazon. "Hay mucho trabajo temporal, debe haber cerca de un 40% de temporalidad sustentada en ETT. En algunos convenios, como el de Madrid, se estipula un tope del 25% de temporalidad y los sindicatos obligamos a la empresa a que no supere ese porcentaje, pero no ocurre en todas la provincias. Por otra parte, la turnicidad también supone un problema. Amazon abre los 365 días del año y sus trabajadores no tienen turnos especiales de fin de semana, por lo que la gente rota de forma constante, lo que dificulta mucho la conciliación", explica.

Los salarios de estos trabajadores varían en función del puesto y la provincia.  "Amazon se rige en base a los convenios provinciales de logística que le corresponde, por lo que un trabajador de Madrid cobrará diferente a lo que cobre uno de otra provincia. Por ejemplo, los trabajadores de planta en Madrid cobran unos 21.000 euros, y los de Toledo, algo más de 16.000", cuenta a Público Becerruelo. En cambio, puestos mucho más elevados pueden llegar a los 70.000 euros brutos anuales, como es el caso de los country manager, según datos del portal dedicado a la búsqueda de empleo, Indeed.

Fuentes de la compañía confirman que los salarios dependen de cada comunidad autónoma. De hecho, especifican que en Madrid los salarios superan los 20.300 euros brutos anuales. "Además, ofrecemos a nuestros empleados permanentes un programa especial llamado Career Choice, que financia el 95% de la matrícula de programas de formación reconocidos a nivel nacional", aseguran.

Algoritmos que penalizan a los trabajadores

En junio del presente año, Bloomberg informó de que Amazon tiene un sistema de control de la productividad que ejerce una gran presión sobre sus trabajadores para obtener el máximo rendimiento. Muchos de ellos consideran que se trata de un factor que contribuye a lesiones por estrés repetitivo y algunos denunciaron en el artículo de esta agencia especializada que la herramienta basada en inteligencia artificial les ha penalizado por ir al baño.

Tras una investigación, el Departamento de Trabajo e Industrias del Estado de Washington, en EEUU, determinó que el ritmo de trabajo era muy elevado y con poco tiempo de recuperación para reducir el riesgo de trastornos musculoesqueléticos.

El aborto de una empleada 

Mientras este martes Bezos alardeaba de su viaje al espacio, Vice Estados Unidos publicaba que Patty Hernández, una trabajadora de almacén de Amazon de 23 años en Tracy, California, había sufrido un aborto repentino porque la empresa se negó a realizar adaptaciones en su puesto de trabajo durante el embarazo. Según Vice, la trabajadora había solicitado en numerosas ocasiones realizar tareas más livianas, que no implicasen levantar, empujar, tirar o cargar objetos, ni estar de pie, durante toda la jornada laboral. La joven habría enviado una carta de su médico al departamento de recursos humanos en la que se explicaba su situación, que habría sido desestimada.

El artículo recoge que Hernández habría sufrido presiones por parte de su superior pese a conocer su situación. "Él estaba sobre mí, preguntando, '¿Por qué tu tarifa es tan baja, por qué pasas tanto tiempo en el baño, por qué tu descanso supera los diez minutos?'", concluye Vice.

Más noticias