Público
Público

Un proyecto español ofrece navegación anónima

Una empresa de Barcelona crea redes privadas virtuales por ocho euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Cuánto vale tener anonimato en Internet? Por ocho euros, un nuevo proyecto español ofrece una tecnología para evitar que terceras personas (delincuentes informáticos o policías, la SGAE e incluso la operadora con la que se tiene contratada la línea) fisgoneen por dónde navega el usuario o qué se descarga.

Lanzado desde Barcelona, TuVPN.com es un servicio de red privada virtual (VPN). Esta tecnología, que usan desde hace años las grandes empresas o el propio Gobierno, da seguridad a la conexión a Internet por dos vías. Por un lado, todo el tráfico entre el ordenador del usuario y los servidores de esta empresa va encriptado. Si alguien lo intercepta, sólo verá una sucesión de 0 y 1 sin sentido. En una segunda fase, del servidor VPN hasta Internet, los datos van al descubierto, pero la dirección IP (que identifica al PC en la Red) se cambia por una de otro país. Esto impide relacionar el tráfico con la identidad de una persona determinada.

El administrador de TuVPN, Pere Hospital, cree que la privacidad y el anonimato tendrán un papel clave en el futuro inmediato de Internet a medida que los usuarios vayan concienciándose de su importancia, por más que les pese a algunos. Aunque las VPN son perfectamente legales, 'siempre ha molestado que el usuario tenga el mismo nivel de seguridad que las grandes corporaciones', explica. 'Esto supone democratizar la seguridad', añade.

Este grupo barcelonés ofrece dos tecnologías de VPN. Una, conocida como PPTP, fue desarrollada por Microsoft. De menor seguridad (cifra la información con un algoritmo de 128 bits), tiene la ventaja de que no hay que instalar nada en el ordenador. Mucho más seguro (encripta los datos con una clave irrompible de 1024 bits) es OpenVPN, que sí hay que instalar.

TuVPN tiene cuatro servidores repartidos por EEUU, Reino Unido, Suiza y Rumanía. La ubicación de los dos primeros tiene una explicación práctica. Al conectar a Internet por ellos, es como si se navegara desde esos países. De esta manera, se puede acceder a varios servicios que, como la TV por Internet Hulu o el reproductor iPlayer de la BBC, están vetados en otros países. Lo del servidor suizo se debe a sus buenas infraestructuras y a sus aún mejores leyes sobre privacidad. 'Ponemos los servidores allí donde nuestra filosofía esté más a salvo', explica el responsable de TuVPN. ¿Y Rumanía? 'Bueno, allí no hay una legislación de protección fuerte, pero tampoco de persecución', dice.

Aunque reconoce que habrá quienes hagan un mal uso de este túnel a prueba de curiosos, aclara que tienen condiciones de uso que les dan permiso para revisar alguna comunicación sospechosa. Pero quien no tenga nada que ocultar, ¿por qué va a usar una VPN? 'Sólo se trata de proteger tu privacidad. ¿Qué tienen que esconder las corporaciones?', replica.

Más noticias en Política y Sociedad