Público
Público

El psicólogo José Manuel Aguilar opina que "la novela negra permite criticar lo que no te gusta"

EFE

El psicólogo cordobés José Manuel Aguilar, que se ha dado a conocer con ensayos polémicos como "SAP. Síndrome de Alienación Parental", ha publicado su primera obra de ficción, una novela negra, porque es un género que "ofrece toda la libertad para criticar aquello que no te gusta."

"Lo que tarda en morir un idiota" (Suma de Letras) es el título de esta novela, ambientada en una ciudad andaluza y protagonizada por un psicólogo forense, que ha publicado después de tres ensayos sobre la situación de los hijos de divorciados y sobre cómo sobrellevar una separación.

"El eje central de la novela es la investigación de un asesinato que, por la forma que ha sido ejecutado, resulta extraño, incomprensible en su brutalidad y en la aparente ausencia de motivos", explicó a Efe el psicólogo.

El protagonista de la narración es "un psicólogo que buscará respuestas desde el punto de vista del estudio de la conducta y que, dejando de lado los hechos, intentará ponerse en la piel del asesino."

"La novela es una crítica a esa visión de la vida que se tapa los ojos ante lo desagradable, cuando está rodeándonos y es parte consustancial del ser humano", añadió.

Aguilar afirmó haber tratado de construir "una trama con mucho ritmo, llena de información sobre cómo se lleva a cabo la elaboración de los perfiles psicológicos, el análisis de restos humanos o las aportaciones de la antropología forense a una investigación."

Esto no ha sido obstáculo para que el autor incluya "reflexiones sobre la culpa o el secreto y homenajes intertextuales a Milton, Baudelaire o Swedenborg".

Pese a ser nuevo en la narrativa, Aguilar ha agotado la primera edición de su obra en la Feria del Libro de Madrid -"el día que pasé en la caseta firmando ejemplares ha sido uno de los más bonitos de mi profesión", señaló-, pese a lo cual declaró: "si algo tengo claro, es que no tengo lectores muy ortodoxos."

También aseguró que es la primera vez que un psicólogo forense protagoniza una novela en castellano y que, "incluso en el ámbito anglosajón, con una tradición de novela negra muy larga, es toda una novedad."

"Eso ha llamado mucho la atención, ya había suficientes policías alcohólicos, detectives privados escépticos o periodistas fieros en nómina como para sacar otro más", ironizó sobre los personajes que protagonizan las novelas negras.

Sobre la crudeza de algunos pasajes violentos de su obra, el autor señaló que "toda obra tiene una intención estética; y debe tratar de descubrir un mundo que sea desconocido hasta ese momento", algo que, a su juicio, permite la novela.

El protagonista de la novela viaja de España a México y descubre el mundo de las maras, que el autor define como "grupos de jóvenes que han aprendido que uniéndose tienen una oportunidad de seguir vivos."

Estos grupos "obtienen mediante la violencia lo que la incultura y la falta de oportunidades no les ha permitido; los pandilleros que encontramos en nuestro país son una pálida copia de aquellos", según Aguilar.

Sobre su protagonista, que pasa mucho miedo y hasta vomita cuando le traicionan los nervios, Aguilar dijo que "no es un superhéroe, es un tipo como tú y como yo que se plantea que alguien tiene que hacer algo, y que, como tú y como yo, está rodeado de gente que mira para otro lado y que espera a que alguien haga algo, mientras el mal pasea vestido de Armani."

Por Alfredo Valenzuela

Más noticias de Política y Sociedad