Público
Público

El PSOE pide explicaciones al PP de la reunión del 'número dos' del CGPJ con Camps

Fernando de Rosa cuestionó la actuación del juez en el 'caso Gürtel'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE exigió ayer al PP y a su líder, Mariano Rajoy, explicaciones sobre la reunión del presidente valenciano, Francisco Camps, con el vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Sometidos al fuego a discreción del PP y sus medios afines desde que hace tres semanas se conoció que el entonces ministro de Justicia, Mariano Bermejo, había coincidido en una montería con el juez Garzón, los socialistas esperan ahora que Rajoy y el PP “no apliquen la acostumbrada doble vara de medir” y digan “qué piensan hacer y cómo van a actuar”. Es decir, si planean “exigir responsabilidades” a Camps como hicieron hasta forzar el cese de Bermejo, y “actuar contra De Rosa como con Garzón”, contra quien el PP ha presentado una querella por prevaricación.

Fue la secretaria de Política Institucional y Autonómica del PSOE, Mar Moreno, quien, utilizando esos términos, emplazó a los conservadores a explicar “para qué se reunieron Camps y De Rosa” en secreto. Moreno subraya cómo ese encuentro se produjo justamente el día en que el número dos del Poder Judicial espetó que Garzón “estaría superando la línea roja de la prevaricación” si se confirma que ha investigado a Camps. “Estoy segura –ironizó la dirigente socialista– de que Mariano Rajoy nos va a dar una magnífica lección de coherencia”. Moreno instó al PP a recuperar “su lugar en el Estado de Derecho y dejen de sembrar dudas sobre las actuaciones de jueces, fiscales y fuerzas de seguridad del Estado”.

Hasta el momento, ningún dirigente del PP ha pronunciado siquiera un amago de reproche a De Rosa o a Camps, cuyo Gobierno se aferra a que las “reuniones privadas” del presidente no constituyen objeto de información pública.

En Valencia, el reloj marcaba ayer casi la una de la tarde, pero Ricardo Costa, número dos del PP valenciano, aseguró “desconocer absolutamente” la información sobre el encuentro que mantuvieron Camps y De Rosa.

Sí hubo reacciones en la oposición. El partido Iniciativa per Poble Valencià calificó la reunión de “mucho más grave que la cacería de Bermejo”, en palabras de su portavoz, Mónica Oltra. Iniciativa pidió la dimisión de De Rosa por haber “traicionado la labor que se le encomienda al ser elegido miembro del CGPJ”. Desde el PSOE valenciano, la diputada autonómica Pepa Andrés pidió explicaciones a Camps por la reunión, que calificó de “clandestina y furtiva”. “Lo único que se podía estar produciendo es el diseño de una argucia para ir contra el juez Baltasar Garzón”, afirmó.

Y en Madrid, la portavoz del Poder Judicial, Gabriela Bravo, se limitó a recordar que el órgano de gobierno de los jueces no opina sobre lo que sus miembros hagan en su “vida privada”. Bravo habló después de que De Rosa hubiera pedido al pleno del CGPJ “disculpas” por su ataque a Garzón.

El pleno aprobó, con los votos de todos los vocales salvo una, la declaración que en favor de la independencia judicial había emitido ya su comisión permanente. La fiscal Almudena Lastra, de talante progresista, rompió la unanimidad al anunciar un voto particular porque considera el texto demasiado laxo. Lastra pretendía que el texto contuviera una defensa explícita de Garzón.

Más noticias en Política y Sociedad