Público
Público

Los pymes tienen que pagar hasta un 14% por los créditos

La banca selecciona de antemano a qué empresas financiar y cobra altos tipos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Banco Santander le informa de que tiene en su oficina un crédito preconcedido de 16.000 euros para financiar su negocio'. Con este mensaje a su teléfono móvil, David, un autónomo que hace apenas seis meses montó su propia empresa, descubrió la semana pasada que el grifo del crédito no está cerrado para él. Aunque el tipo de interés a pagar pueda alcanzar el 14%.

Su banco, como Caja Madrid y BBVA, entre otras entidades, ha decidido poner en marcha una línea de créditos preconcedidos para autónomos, pymes y comercios. Entre los tres han seleccionado a miles de clientes a los que están dispuestos a conceder hasta 15.500 millones de euros en créditos de forma inmediata. Sólo tienen que decir cuánto quieren y lo tendrán en su cuenta (previo paso por el notario dependiendo de la cuantía). Se lo han comunicado por carta, por mensaje al móvil y por teléfono; y, de vez en cuando, les insisten pararecordárselo.

Son sus mejores clientes, las empresas que las entidades consideran que no van a dejar de pagar su crédito. Para seleccionarlas, analizan cuántos años llevan trabajando con la entidad, cuáles han sido sus saldos medios, si alguna vez han estado en números rojos y, por supuesto, a qué sector pertenece el negocio a financiar, porque algunos, los relacionados con el inmobiliario, están prácticamente vetados.

Una vez preconcedidos, los trámites son muy sencillos. El cliente sólo tiene que ir y pedir el dinero, sin justificar en qué lo va a gastar, y en menos de una semana está el dinero en su cuenta (BBVA permite activarlos en el cajero de manera inmediata si son menos de 10.000 euros). El plazo para pagarlos suele ser de cinco años como máximo.

Pero estos créditos no son la panacea para todos los negocios y en ellos no entran ni mucho menos todos los autónomos, pymes y comercios que necesitan financiación. De hecho, la mayoría de los seleccionados ni siquiera están interesados en pedir créditos o el precio no les interesa. Y es que el tipo de interés que cobran en esta financiación está muy por encima del Euribor. Oscila, de media, entre el 7% y el 14%.

Sólo unos pocos de esos créditos son baratos. Son los que las entidades publicitan como propios pero son realmente financiación pública de la Línea ICO-Pyme. En ese caso, el tipo de interés es, aproximadamente, de Euribor más 1,75 puntos (en torno al 4%).

Con los precios que cobran en general y con el escaso interés que tienen ahora las empresas por iniciar nuevos proyectos, es previsible que buena parte de esos 15.500 millones de euros se queden finalmente sin adjudicar. 'Si no cambian mucho las cosas explica David no utilizaré nunca ese crédito. No creo que este sea el mejor momento de embarcarse en nuevas aventuras'.

Más noticias en Política y Sociedad