Público
Público

Reforzada la seguridad en torno a la casa de la líder opositora Suu Kyi

EFE

Las fuerzas de seguridad aumentaron hoy su presencia en torno a la vivienda de la líder del movimiento democrático, Aung San Suu Kyi, justo cuando la Junta Militar de Birmania (Myanmar) debe decidir si prorroga la detención domiciliaria que renueva desde hace cinco años.

En torno a la residencia de la Nobel de la Paz, en la avenida Universidad que cruza la zona alta de Rangún, fueron desplegados varias decenas de policías vestidos de paisano, y miembros de la milicia progubernamental, según testigos.

También cerca de la sede de la Liga Nacional por la Democracia (LND), la formación que encabeza Suu Kyi y situada en la calle Shwegondine, en el barrio de Bahan y también Rangún, la Policía situó al menos seis camiones cargados con agentes provistos de armas, varas y escudos.

El despliegue de fuerzas de seguridad fue hecho mientras la LND se prepara para llevar a cabo un acto para celebrar el décimo octavo aniversario de la victoria del partido en las últimas elecciones legislativas, cuyos resultados nunca han sido reconocidos por los generales que rigen el país.

Suu Kyi, que ha pasado en cautividad casi 13 años de los últimos 20 años, fue detenida de nuevo el 30 de mayo de 2003 después de que varios cientos de seguidores del régimen atacaran al norte del país, la caravana de vehículos en los que viajaba con otros miembros de su partido.

En aquel ataque, del que Suu Kyi escapó protegida por sus guardaespaldas, fueron asesinadas a golpes de machete cerca de setenta personas.

Tras ser detenida, Suu Kyi fue conducida a la prisión de máxima seguridad de Insein, a las afueras de Rangún, y meses después a raíz de una operación quirúrgica, trasladada a su desconchada residencia de estilo colonial británico.

Más noticias de Política y Sociedad