Público
Público

Rehn dice que "la reforma bancaria en España debe despejar las dudas sobre el sector"

EFE

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, afirmó hoy que las "importantes reformas" emprendidas por el Gobierno español en el sector bancario servirán "para resolver las vulnerabilidades" del mismo y "despejar las dudas" sobre los bancos.

"Doy la bienvenida a las medidas anunciadas el viernes por las autoridades españolas sobre nuevas reformas del sector bancario", afirmó Rehn en un comunicado.

El comisario destacó que "una reforma pronta y profunda es la piedra angular para la respuesta de España a la crisis en su estrategia total de reforma", y añadió que se trata de un "suplemento indispensable" para la consolidación fiscal y para lograr "crecimiento sostenible" y "más y mejores trabajos".

Las "importantes medidas" anunciadas por el Gobierno para el sector bancario, unidas a las ya emprendidas en febrero, suponen "que España está emprendiendo acciones decisivas para resolver las vulnerabilidades que sigue habiendo en el sector".

Según Rehn, "la combinación de un aumento de las provisiones ante potenciales pérdidas futuras con la segregación de activos problemáticos, el análisis independiente de los balances y la disponibilidad de los fondos públicos son esenciales para reforzar la confianza de los inversores en los bancos españoles".

La Comisión Europea "continuará cooperando estrechamente con las autoridades españolas sobre los elementos de las reforma", explicó el comisario, quien añadió que el Ejecutivo comunitario tendrá que "analizar y aprobar" las medidas que entran en el ámbito de las ayudas estatales.

"Estas acciones deben despejar las dudas restantes sobre la estabilidad del sector bancario español"

A juicio de Rehn, la difícil situación económica en la UE es resultado de la combinación de "las fragilidades del sector bancario y de las crisis de deuda soberana", lo que es "particularmente evidente en España".

La reforma financiera aprobada por el Gobierno para limpiar los balances de la banca y disipar las dudas sobre el valor real de los activos inmobiliarios serán analizadas mañana en el Eurogrupo en Bruselas, junto a las medidas que prevé tomar Madrid para cumplir los objetivos de déficit y controlar el gasto autonómico.