Público
Público

Ricardo Costa defiende su comportamiento "correcto" ante imputaciones "sin fundamento"

El 'número dos' de Camps está acusado de adquirir trajes por un importe de 7.325 euros abonados por una de las empresas de Correa

PÚBLICO.ES / EFE

 

Hoy no ha declarado Camps, pero si lo ha hecho el secretario general del PPCV, Ricardo Costa, que ha mostrado ante el juez que le ha tomado declaración por su supuesta relación con el 'caso Gürtel' su convencimiento de que su comportamiento ha sido "absolutamente correcto" y legal, y ha dicho que las imputaciones no tienen "ningún fundamento".

A su salida del Palacio de Justicia, donde ha declarado como imputado por un supuesto delito de cohecho, Costa ha señalado a los periodistas que sus abogados tienen "todos los elementos probatorios" de que las fechas desde las que ostenta sus actuales cargos, tanto en el PPCV (2007) como en Les Corts (2008), son "posteriores" a las de los "presuntos trajes" que se le imputan.

Costa, quien ha declarado ante el magistrado del TSJCV José Flors desde las 12.00 horas y después de que lo haya hecho durante media hora el ex vicepresidente del Consell Víctor Campos, ha recibido a su salida el aplauso y el apoyo de una docena de personas.

Tras la declaración de algo más de media hora del ex vicepresidente del Consell Víctor Campos , imputado en el denominado caso Gürtel, le tocó el turno a Costa, quien llegó al juzgado "muy tranquilo".

Costa, citado por un supuesto delito de cohecho, llegó al TSJCV a las 11.15 horas -45 minutos antes de la hora prevista para la declaración-, a pie y semblante sonriente, acompañado por el vicesecretario general del PPCV, David Serra, quien dijo que está "fenomenal de ánimos".

Pese a la aparente entereza, Costa ha tenido que escuchar como una señora le llamaba "ladrón", y pedía "trajes para todos". No ha habido más incidentes. 

Sin embargo, la primera jornada de declaraciones ha levantado una gran expectación mediática. A las 8.00 horas, dos horas y media antes de la citación de Víctor Campos, ya había periodistas congregados en la puerta del TSJCV, dispuestos tras unas vallas habilitadas para regular el paso a las instalaciones únicamente a las personas relacionadas con la actividad del alto tribunal.

A las 9.30 horas, el número de representantes de medios llegaba casi al centenar, mientras efectivos policiales regulaban el paso de los peatones y supervisaban la seguridad. Hasta el TSJCV también se acercaron algunos diputados del PP como Sagrario Sánchez o Yolanda García o el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Valencia, Miquel Domínguez, entre otros.

El elevado número de medios de comunicación obligó a hacer un "ensayo" previo antes de que Costa saliera de prestar declaración ante el magistrado, y a designar a algunos periodistas para que sujetaran los micrófonos y las grabadoras, mientras los medios gráficos permanecían detrás de las vallas instaladas, tal y como se les había indicado.

Según las investigaciones desarrolladas por el juez Baltasar Garzón antes de inhibirse en favor del TSJCV, Costa adquirió trajes en diferentes tiendas de ropa por un importe de 7.325 euros que fueron pagados por Orange Market, una de las empresas vinculadas a la trama supuestamente dirigida por Francisco Correa.

Costa ha reiterado en diversas ocasiones su disposición a colaborar con la justicia "para que se aclaren cuanto antes todas las infamias vertidas contra los populares".

Las declaraciones continuarán mañana con la comparecencia de Camps, a quien seguirán el ex jefe de gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret y el responsable de la empresa Orange Market en Valencia, Álvaro Pérez.

Más noticias de Política y Sociedad