Público
Público
Únete a nosotros

Los sectores escolar y sanitario, perplejos ante los ajustes anunciados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Representantes del sector sanitario y educativo han criticado hoy la ambigüedad y la incertidumbre que generan los ajustes previstos por el Gobierno en estos sectores y han expresado su perplejidad ante el anuncio de ahorrar 10.000 millones en Educación y Sanidad.

Consultadas por Efe, varias organizaciones médicas y de pacientes han señalado que el sistema sanitario necesita reformas para garantizar su sostenibilidad y concretarlas en un Pacto de Estado, pero han advertido de que no se pueden hacer a cualquier precio.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado que se van a racionalizar y coordinar políticas sanitarias y educativas con las comunidades autónomas, para eliminar redundancias y que sean sostenibles.

Aunque el Gobierno no contempla el establecimiento del copago sanitario para corregir el déficit, De Guindos ha matizado que sí estudia la posibilidad de un pago progresivo según la renta, asunto éste que el PP ha considerado una "reflexión personal" del ministro.

Horas después, el Gobierno ha anunciado, tras una reunión del jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, con varios ministros en La Moncloa, que prevé un ahorro de más de 10.000 millones de euros en sanidad y en educación, con una mayor racionalización del gasto, eliminación de duplicidades y mejora de la eficiencia en la gestión.

Tras conocer este anuncio, el presidente de la Organización Médico Colegial, José Rodríguez Sendín, ha lamentado que esos recortes no se concreten y se ha mostrado "sorprendido" al conocer que, de un día para otro, el Gobierno planea ajustes por un importe de 10.000 millones de euros en esos ámbitos.

En declaraciones a EFE, Sendín ha dicho: "nos gustaría conocer la verdad, con matices claros"; y aunque ha coincidido en la necesidad de tomar medidas para contener el gasto, ha lamentado la "incertidumbre" que generan este tipo de anuncios en los ciudadanos, que a su juicio están "en vilo".

"Cada día es una noticia nueva", ha dicho el presidente de la OMC, quien ha urgido al Gobierno a aclarar de dónde van a recortar o qué medidas se van a adoptar para conseguir ese ahorro.

El presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), Jesús Sánchez, se ha mostrado "perplejo" también ante el citado anuncio y ha asegurado que no sabe a qué atenerse.

"Ya nos mostramos contrarios a los recortes anunciados antes de este último, pero además es que ya no sabemos de dónde van a proceder estos nuevos ajustes. En cualquier caso, los consideramos inasumibles", ha señalado a Efe.

En el mismo sentido, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CC.OO, José Campos, ha calificado el ajuste de "salvajada y barbaridad".

El ministro de Educación, según Campos, debería reunir a los agentes sociales para explicar los planes que tiene para la educación, y ha vaticinado que la enseñanza pública será la pagana de los recortes.

De la inconcreción del Gobierno se habían quejado, antes de conocer el montante de los ajustes, el secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y portavoz del Foro de la Profesión Médica, Patricio Martínez, quien lamentó que "no sabemos por dónde van a ir las reformas".

A juicio del doctor Martínez, el copago no sería suficiente para lograr una financiación adecuada y, por tanto, sería "una medida alternativa después de otras muchas, entre ellas, hacerle un lifting claro y en profundidad a todo el sistema burocrático y administrativo de las comunidades autónomas".

El portavoz de la Federación de Asociaciones de Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), Marciano Sánchez, ha asegurado que la sanidad necesita financiación suficiente, que debe proceder de los impuestos y que hay que evitar "despilfarros absurdos".

Para mejorar la eficiencia, propone reducir el gasto farmacéutico, evitar la sobreutilización tecnológica y acabar con la llamada colaboración público-privada, tres medidas que, ha explicado, supondrían un ahorro de entre 7.000 y 8.000 millones de euros anuales.

En nombre de los usuarios, Alejandro Toledo, presidente de la Alianza General de Pacientes, ha lamentado que "cada día nos despertemos con una noticia nueva que nos sorprende" y ha manifestado su disposición a colaborar en la sostenibilidad del sistema, "pero no a cualquier precio".

Entre la comunidad escolar, el presidente de Enseñanza del sindicato de funcionarios CSI-F, Eliseo Moreno, manifestó una "sorpresa total", cuando la educación está ya "bajo mínimos" y el margen de maniobra es "muy pequeño".

Jesús Pueyo, secretario general del sindicato FSIE intuyó que serían "recortes sobre recortes", lo que ha denominado una "locura" cuando los políticos, del signo que sean, se llenan la boca de decir que la educación es el motor fundamental.

El presidente de Confederación Católica de Padres (CONCAPA), Luis Carbonel, coincidió en que reducir costes en educación es un "error", incluso en tiempos de crisis, puesto que aquella no es un gasto, sino una inversión.

La presidenta de la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de las Universidades Públicas (CREUP), María José Romero, lamentó la incertidumbre "muy grande" que origina este tipo de anuncios y recordó que la educación es un "bien público".

Más noticias en Política y Sociedad