Público
Público

Los sindicatos rechazan el plan de Báñez para penalizar las prejubilaciones

"Es sorprendente que, antes de que entre en vigor y de que se puedan valorar sus efectos, se pretenda abrir un nuevo debate sobre esta regulación", dicen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los sindicatos UGT y CCOO han rechazado el informe de pensiones que el Gobierno envió anoche al Pacto de Toledo y le han pedido que respete la reforma de pensiones pactada en 2011.

UGT, a través de su secretaria de política social, Carmen López, ha recordado que fue duro llegar al acuerdo pero que con él se garantiza el sistema público de pensiones. El acuerdo abordaba ya la jubilación parcial y las medidas necesarias que garantizan la sostenibilidad del sistema, ha dicho a EFE.

López ha expresado su temor a que el Gobierno pretenda potenciar los sistemas privados de pensiones y que vuelva a incumplir sus promesas electorales, ya que dijo que no iba a tocar ni la sanidad, ni la educación ni las pensiones y, según ella, lo está haciendo. Este informe, ha añadido, da una razón más para ir a la huelga general el próximo día 14.

Además, ha pedido que el Gobierno ponga en marcha el referéndum solicitado por la cumbre social en la que se pida a los ciudadanos que se manifiesten sobre las medidas que está adoptando el Gobierno.

La ministra de Trabajo, Fátima Báñez, tiene que resolver primero los problemas del mercado de trabajo si quiere abordar la seguridad social y las pensiones, ya que la creación de empleo permitiría aumentar la recaudación por cotizaciones sociales, según López.

Por su parte, CCOO ha calificado de 'inoportunas e innecesarias' las modificaciones que ha propuesto el Ejecutivo al Pacto de Toledo en relación, sobre todo, a la jubilación anticipada.

El sindicato recuerda que la reforma de pensiones aprobada en 2011 era 'amplia y profunda', fruto del acuerdo social, y abordaba de manera equilibrada las figuras de la jubilación anticipada y la parcial. 'Resulta sorprendente que, antes de que entre en vigor y de que se puedan valorar sus efectos, se pretenda abrir un nuevo debate sobre esta regulación', señala CCOO.

'Se anuncia una revisión de un acuerdo pactado, y antes de que comience a desplegar sus efectos'

La organización que dirige Ignacio Fernández Toxo afirma que, cuando se aprobó la reforma de pensiones, el PP, que no la apoyó, apostó por la jubilación gradual y flexible, alternando la jubilación anticipada con el retraso voluntario de la edad de jubilación.

'Resulta contradictorio con ello que ahora presente una batería de propuestas que en materia de jubilación anticipada se orientan a dificultar o impedir la misma, afectando a centenares de miles de personas que, expulsadas del mercado de trabajo de forma involuntaria, podrían ver ahora, por un lado, un aumento del periodo intermedio entre la pérdida del puesto de trabajo y el acceso a la jubilación y, por otro, disminuida sustancialmente su prestación de jubilación', alega el sindicato.

A CCOO le llama la atención la pretensión del Gobierno de modificar el nuevo derecho a la jubilación anticipada de carácter voluntario a partir de los 63 años, cuando aún no ha entrado en vigor, pues lo hará el próximo 1 de enero de 2013. 'Se anuncia así una revisión de un acuerdo pactado, en un plazo récord de tiempo y antes de que comience a desplegar sus efectos', ha denunciado.

El sindicato reitera su llamamiento a los ciudadanos a participar y apoyar la huelga general del próximo 14 de noviembre porque entiende que es la vía 'más efectiva y contundente' para exigir la modificación de las políticas 'lesivas y profundamente erróneas' que mantiene el Gobierno.

Más noticias en Política y Sociedad