Público
Público

Siria, pese a su ausencia en Bagdad, protagoniza la Cumbre Árabe de ministros de Economía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pese a que Siria será la gran ausente en la cumbre árabe de Bagdad, la crisis en ese país protagonizó hoy la reuniones preparatorias para la cita del jueves, donde se espera que los mandatarios respalden los esfuerzos diplomáticos mantenidos hasta ahora.

En medio de estrictas medidas de seguridad, los ministros árabes de Economía y Finanzas se reunieron hoy en la capital iraquí, antes del encuentro de mañana de los titulares de Exteriores.

Asuntos que también figuraban en la agenda como la integración económica quedaron eclipsados por el conflicto en Siria, cuya participación en la Liga Árabe fue suspendida en noviembre pasado.

Los ministros analizaron una batería de proyectos de resolución que los mandatarios tendrán que refrendar en la cumbre, en la que la Liga Árabe reafirmará la postura que ha defendido hasta el momento; más aún tras el anuncio hoy de que Damasco ha aceptado el plan de seis puntos del mediador internacional Kofi Annan.

La iniciativa de Annan busca un cese de las hostilidades bajo supervisión de la ONU, la puesta en libertad de los detenidos en las protestas antigubernamentales y el envío de ayuda humanitaria.

El plan va en consonancia con el planteado en noviembre pasado por la Liga Árabe y cuyo contenido está reflejado en los proyectos de resolución que deberán ser aprobados el jueves por los jefes de Estado y de Gobierno.

En esos textos, a los que tuvo acceso Efe, se pide al régimen de Bachar al Asad el fin "inmediato" de todo tipo de violencia, la protección de los civiles y garantías para que los ciudadanos puedan manifestarse libremente.

También se insta a las autoridades sirias a la liberación inmediata de los prisioneros políticos y al repliegue del Ejército, además de solicitar la entrada de ayuda humanitaria.

El secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, consideró, en declaraciones a los periodistas, que la propuesta de Annan está guiada por la de su organismo.

"Los seis puntos que el enviado conjunto, Kofi Annan, ha entregado a los sirios representan al plan de la Liga Árabe, que ha sido su guía", destacó Al Arabi en el hotel Ishtar Sheraton de Bagdad, donde tuvo lugar la cita ministerial.

El responsable reconoció que no ha leído la respuesta de Damasco a Annan, aunque sí que ha recibido una notificación de la oficina del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe informándole sobre la "contestación positiva" de las autoridades sirias.

Otro proyecto de resolución que estudiaron los ministros es que se declare como crimen de guerra la masacre en el barrio de Baba Amr, en el bastión opositor de Homs, centro de Siria.

Hasta comienzos de este mes, esa zona ha sido escenario de bombardeos del Ejército sirio y de choques entre las fuerzas del régimen y los rebeldes opositores, que han causado centenares de muertos.

Precisamente hoy, Al Asad visitó Baba Amr, donde se le vio caminar por una de sus calles, observó algunos inmuebles destruidos y saludó a algunos de sus habitantes, según las imágenes transmitidas por la televisión oficial siria.

Al Asad se comprometió delante de varios vecinos a que "la vida vuelva a la normalidad en el barrio", mientras estos le gritaban "Estamos contigo hasta la muerte" o "Dios, Siria, Bachar y nada más".

En Bagdad, un portavoz del Ministerio de Exteriores de Irak, Tahsin al Shajli, informó a Efe de que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, tiene previsto asistir el próximo jueves a la cumbre.

"Estoy seguro de que Ban Ki-moon vendrá", afirmó Al Shajli, quien reiteró que su país no acepta ninguna injerencia exterior en Siria.

El próximo jueves, Bagdad acogerá la XXIII cumbre árabe, la primera que se celebra en Irak en más de dos décadas, después de que fuera suspendida el año pasado por la situación política derivada de la primavera árabe.

Más noticias en Política y Sociedad