Público
Público

Telefónica recortará 6.000 empleos en España en tres años

Equivale al 20% de la plantilla, que ya se redujo en 13.800 puestos entre 2003 y 2007. El grupo insiste en desligar los salarios del IPC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Telefónica planea reducir un 20% su plantilla en España en tres años, un recorte que podría afectar a 5.800 empleados (de un total de 28.000) procedentes en su mayoría del área de la telefonía fija. Telefónica es la mayor empresa española por capitalización bursátil y facturación, y es la que más dinero ha ganado en un año en toda la historia, concretamente en 2010 (tercer año de la crisis), cuando obtuvo un beneficio récord de 10.167 millones de euros (3.700 corresponden al apunte contable por la integración de la brasileña Vivo) .

En Telefónica aseguran que ya no les salen las cuentas, que España ya sólo representa el 31% de sus ingresos totales, que el negocio español se ha reducido un 4% y que no pueden seguir en la guerra de precios que ha estallado en el sector con una estructura de costes muy superior a la de sus competidores.

El ajuste puede costar unos cien millones en prestaciones de paro

Al presidente ejecutivo de Telefónica España, Guillermo Ansaldo, le tocó romper ayer el clima de optimismo del resto de directivos que han intervenido en el Día del Inversor celebrado en Londres. Un encuentro que trajo buenas noticias para los accionistas, que recibirán 7.986 millones de euros en efectivo en 2012 en forma de dividendo; para el comité ejecutivo y los consejeros del grupo, propietarios de un paquete de acciones por las que recibirán 13,7 millones de euros de esos dividendos, y para una parte de la plantilla.

Porque ayer no temblaron los cimientos de los edificios de Distrito C, el centro de operaciones de Telefónica en el distrito madrileño de Las Tablas, tras conocerse el probable ajuste de plantilla. Nadie ponía en duda que el expediente de regulación de empleo (ERE), que según Ansaldo se va a empezar a negociar 'de forma inmediata', llegará al Ministerio de Trabajo firmado por empresa y sindicatos. Prejubilarse en Telefónica no se considera mala noticia.

El presidente de la matriz española no dio muchos detalles pero sí comentó que la fórmula será 'similar' a la empleada en otras ocasiones. Telefónica efectuó un ajuste de plantilla entre 2003 y 2007 que eliminó 13.800 puestos de trabajo en España. El siguiente ERE afectó a Telefónica Móviles y a Soluciones y, aunque estaba pensado para 700 puestos e incluir la posibilidad de prejubilarse desde los 48 años, se quedó en la mitad.

El grupo obtuvo un beneficio récord en 2010 superior a 10.000 millones

El esquema habitual es que Telefónica se comprometa, una vez agotada la prestación por desempleo, a pagar el 100% de las cuotas a la Seguridad Social hasta los 61 años, edad a la que ya es posible acogerse a la jubilación anticipada. Incluso a los trabajadores de 48 a 51 años les paga el 70% del equivalente al salario de ocho años más un 34% del salario de otros cuatro.

Los dos años de prestación por desempleo van con cargo a las arcas públicas. Un ERE como el que se plantea ahora podría suponer alrededor de cien millones de euros. Además, Ansaldo no dio ayer grandes pruebas de confianza al anunciar el ajuste. Habló de un 'clima económico complicado', de la caída del PIB desde 2008 y de la 'triste' tasa de desempleo. Hay 'confianza a medio plazo pero, como saben, hay incertidumbre y volatilidad y me toca manejar esa incertidumbre'.

España tiene actualmente una tasa de desempleo superior al 20% y, para este año, el Gobierno cree que sólo será posible crear 35.000 puestos de trabajo netos. El presidente de Telefónica, César Alierta, ha jugado un papel protagonista en las reuniones que los grandes empresarios del país han mantenido en Moncloa con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en las que se pretende buscar soluciones a la crisis. Alierta preside el Comité para la Competitividad, un lobby empresarial creado para proponer reformas al Ejecutivo.

Un hueso más duro de roer de la negociación será la intención de Telefónica de desligar los salarios de la evolución del coste de la vida (IPC), medida defendida con entusiasmo por la canciller alemana Angela Merkel. Ya se ha tomado en Telefónica Móviles este año y se quiere extender al resto de trabajadores. El 85% de la plantilla en España tiene el poder adquisitivo protegido por convenio lo que, según Telefónica, le supone un incremento de 15 millones de euros al año por cada punto porcentual que aumenta el IPC. La inflación cerró marzo en el 3,6%.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, creeque 'no es un buen momento' para acometer ajustes de plantilla de un tamaño 'tan importante' como el que sopesa Telefónica.

'No es un buen momento para realizar ajustes de plantilla en un tamaño tan importante. Sabemos que tenemos compañías internacionales que compiten en mercados difíciles y que tienen exigencias en ese sentido', ha expresado el ministro en la presentación del procedimiento para la acreditación de las competencias profesionales junto al titular de Educación, Angel Gabilondo.

Goméz ha recordado que el planteamiento de Telefónica para recortar su plantilla debe ser 'negociado' con los sindicatos, al tiempo que puso en valor la 'amplia tradición' de diálogo de la compañía con los sindicatos. 'Esperamos que sean capaces de tomar decisiones como lo han hecho en el pasado', ha agregado.

Más noticias en Política y Sociedad