Público
Público

Toro Loco embiste con la calidad

Toro Loco, una bebida energética 100% española y 100% natural, nacida hace un año y diseñada por nutricionistas de la Universidad Complutense, da el salto a las grandes superficies apostando por diferenciarse de sus conoc

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En plena crisis en España aún surgen proyectos que a, simple vista, puede parecer osados. ¿O no es sorprendente que una marca puramente española haya creado una bebida energética para hacer frente al gigante por antonomasia, Red Bull? Es sorprendente, pero es real: Toro Loco salió hace poco más de un año al mercado para intentar hacerse un hueco. De momento lo está consiguiendo: este 2013 será el de su lanzamiento a las grandes superficies y espera hacerse con el 1% del mercado español. En España se venden 400 millones de latas de bebidas energéticas al año. 

La batalla puede parecer desigual, pero los responsables de Toro Loco confían plenamente en sus puntos fuertes: su bebida es cien natural y saludable. La bebida tiene un valor añadido seguro pues ha sido desarrollada con el asesoramiento del Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid. Han sido cuatro años de investigación y de intenso trabajo hasta dar con una bebida en la que todos sus ingredientes son naturales: ginseng, el guaraná, el ginko biloba, la equinácea y el azúcar procedente de las frutas.

El elemento diferenciador está claro: en lugar de utilizar cafeína sintética como utilizan todas las bebidas en este sector, Toro Loco usa cafeína procedente del guaraná que permite una absorción progresiva y no provoca un efecto espídico como el resto de bebidas; otro ejemplo: en lugar de sacarosa, Toro Loco apuesta por el azúcar de frutas, cuyo efecto es más duradero. Aitor Pilán, responsable de marketing de la compañía, resume el espíritu de esta bebida en una sola frase: 'Queríamos hacer la mejor bebida energética, la que mejor siente al cuerpo y la que estimule tanto o más que las demás'.

'Queríamos hacer la mejor bebida energética, la que mejor siente al cuerpo y la que estimule tanto o más que las demás'

Esta apuesta por la calidad y por lo natural no va en detrimento ni del sabor —bastante refrescante— ni de sus efectos estimulantes. Tras un año en el mercado, los responsables de Toro Loco están bastante satisfechos: han vendido entre 600.000 y 700.000 latas y han facturado unos 300.000 euros. Estas cifras son sólo el comienzo de un ambicioso plan de comercialización a gran escala que llevará a que las latas de Toro Loco estén en los lineales de Carrefour o el Corte Inglés antes del otoño. Como explica Miguel Berrocal, director comercial de la firma, 'vendemos un producto español, diferente y único. Esperamos estar colocados dentro de poco tiempo en más de 5.000 puntos de venta'.

La lata de Toro Loco —también cuidada al máximo: su material es de primera calidad— costará 1,10 euros más IVA. ¿Caro? No, atendiendo al criterio de la calidad: no se han escatimado recursos para hacer una bebida saludable. 'Es que no nos parecemos en nada al resto', asegura Javier Abollado, director general y fundador de Toro Loco.

Ese es su punto fuerte para competir con Red Bull. 'Red Bull es un gigante que factura entre 160 y 180 millones de euros. Tiene el 65% de cuota del mercado español. Nosotros aspiramos al 1% de ese mercado, vender cuatro millones de latas al año. Es un objetivo alcanzable', afirma Berrocal. La calidad es su principal aval.

Más noticias en Política y Sociedad