Público
Público

El Udinese muestra el camino al Roma y Benzema amplía la ventaja del Lyon

EFE

El Udinese volvió a mostrar la forma de frenar al Inter de Milán (0-0) y del tropiezo se aprovechó el Roma, que vuelve a pensar en la Liga italiana, en un fin de semana en el que el Lyon, pese a empatar en Saint Etienne, amplió su ventaja al frente de la Liga francesa.

Pese a que el Inter tuvo diez jugadores desde el minuto 22, al ser expulsado por doble amonestación el brasileño César, y el conjunto de Roberto Mancini dio la cara en todo momento, el mérito del Udinese es que es el único que sabe cómo anular al campeón italiano. Ya lo hizo en la pasada campaña, cuando sumó dos empates, y repitió ahora.

El gran favorecido es el Roma, que se acerca a cinco puntos, gracias a su victoria contra el Palermo, en un encuentro que resolvió gracias a un tanto de cabeza del brasileño Mancini, ante un rival que jugó con diez la última media hora, tras ser expulsado el defensa Leandro Rinaudo.

En Italia, sin embargo, la noticia es la explosiva irrupción del brasileño Pato, el nuevo ídolo del Milán. Silvio Berlusconi lo fichó pese a que hasta enero no podría jugar, porque la ley italiana lo impide a los menores de edad extranjeros, y su espera se ha demostrado rentable.

Marcó en su debut y, contra el Génova, aclaró el panorama que se le volvía a complicar al Milán en San Siro, como casi siempre esta temporada.

Pato abrió el marcador, de cabeza (m.68). Dos minutos después, provocó la expulsión del meta Rubinho y sentenció la victoria con otro tanto, en el 82, para concluir aclamado por la afición milanista.

Sin que Kaká alcance el rendimiento del año pasado, ni Ronaldo supere sus problemas físicos, en Milán ya hay un nuevo rey.

Si Pato es el nuevo ídolo del Milán, en el Lyon ya tienen a quién coronar; el joven Karim Benzema.

Señalado como el sucesor de Thierry Henry en la selección francesa, Benzema ha cargado, junto a otro joven, Hatem Ben Arfa, con la responsabilidad de mantener a flote a un conjunto que no rinde como en años precedentes.

En la vigésima tercera jornada, con el Burdeos proclamado candidato al título, el delantero de origen argelino logró un gol que valió su peso en oro. No sólo porque evitó la derrota en el campo del Saint Etienne, en un partido que se considera un derbi, por la rivalidad que existe entre las dos ciudades cercanas, sino porque con el empate (1-1) el Lyon amplía su ventaja a cuatro puntos.

Previamente, el Girondins de Burdeos de Laurent Blanc no dio la imagen de semanas anteriores, la que le permitió remontar hasta el segundo puesto, y sucumbió en el campo del Lorient, por un penalti ejecutado por Jallet (m.76).

En Portugal, por último, el Sporting de Lisboa dio algo de aire a la Liga, con una victoria sobre el Oporto por 2-0 que anima, sobre todo, al Benfica de José Antonio Camacho, segundo ahora a ocho puntos de los "dragones azules".

Más noticias de Política y Sociedad