Público
Público

La UE estudia que las auditoras avisen a las autoridades de los riesgos de clientes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea estudia pedir a las firmas de auditoría que colaboren con las autoridades públicas y los reguladores avisando de los riesgos tomados por las empresas a las que auditan, con el objetivo de facilitar la adopción de medidas en momentos de crisis.

Así lo manifestó el director general de Mercado Interior y Servicios de la Comisión Europea, Pierre Delsaux, durante el XVIII Congreso Nacional de Auditoría, en el que también abogó por incrementar la competencia en el sector de la auditoría con medidas como la apertura de las firmas a inversores privados.

En declaraciones a los medios de comunicación tras su intervención en el Congreso, Delsaux hizo hincapié en que la crisis financiera ha generado la necesidad de analizar cuál debe ser el papel del auditor.

"Quizás deberíamos pedir una colaboración, de forma que los auditores provean cierta información y avisen de aquellas compañías que están tomando demasiados riesgos", señaló el representante de la Comisión Europea, que en cualquier caso admitió que el órgano tendrá en cuenta los problemas de confianza que ese tipo de medidas pueden generar entre las firmas de auditoría y sus clientes.

El departamento que dirige Delsaux, que también tiene intención de mejorar el gobierno corporativo del sector financiero, prevé presentar un informe con las medidas en el sector de la auditoría en abril o mayo del próximo año.

Durante su conferencia, el director general de Mercado Interior y Servicios de la Comisión Europea también alertó de que el organismo tiene la sensación "de que no existe competencia suficiente (en el negocio de la auditoría), ya que sigue estando dominando por las Big Four", que son PricewaterhouseCoopers, Deloitte, KPMG y Ernst & Young.

"Luego hay otras empresas pequeñas, pero la brecha que existe es enorme y esto no es positivo. No significa que no nos fiemos de lo que hacen las cuatro grandes, sino que nos preocupa muchísimo lo que puede ocurrir si una de ellas desapareciera", señaló Delsaux.

Entre las medidas que planteó, citó la posibilidad de abrir el capital de las firmas de auditoría a inversores privados, con salvaguardas para evitar "conflictos de interés" y mantener la independencia de la sociedad auditora.

Respecto a la contabilidad, el representante de la Comisión Europea consideró que ha llegado "el momento de que EEUU decida" si quiere adoptar las normas internacionales de contabilidad, dejando a un lado sus propios criterios contables (US GAAP).

"No podemos seguir esperándoles para siempre", manifestó Delsaux, antes de que interviniera el ex ministro de Economía Pedro Solbes, que sostuvo que "la crisis hace la convergencia más necesaria que nunca" en materia de normas de contabilidad.

Solbes mostró su confianza en que Estados Unidos abandonará su sistema particular de contabilidad y adoptará las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC), que se han promovido desde Europa, lo que permitirá comparar mejor la posición de las empresas que trabajan en diferentes países.

En el XVIII Congreso Nacional de Auditoría también participó el presidente del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), José Antonio Gonzalo, que insistió en la necesidad de mejorar la formación de los futuros auditores, diseñando unos posgrados más adaptados a las necesidades de la profesión.

Además, recordó al sector que "el auditor forma juicios y de la misma forma que no se puede ahorrar en formar a un juez, no se puede ahorrar en formar a un auditor".

Más noticias en Política y Sociedad