Público
Público

Los últimos sondeos dan esperanza a Merkel antes de los comicios

Reuters

La canciller alemana, Angela Merkel, parece encaminada a lograr un segundo mandato y tiene bastantes posibilidades de formar una coalición de centroderecha que eludió hace cuatro años, según los últimos sondeos publicados antes de las elecciones del domingo.

Un sondeo de la revista Forsa for Stern, probablemente el último que se publicará antes de la votación, dio a los conservadores de Merkel una ventaja de nueve puntos frente a sus principales rivales, los socialdemócratas de centroizquierda, asegurándole virtualmente un nuevo mandato de cuatro años.

También reflejó lo que mostraban otros sondeos publicados en los últimos días, una estrecha mayoría parlamentaria para los conservadores de Merkel y sus socios de coalición preferidos, los liberales del FPD.

Un gobierno de centroderecha contemplaría oportunidades para recortar los impuestos de la renta, corporativos y de sucesión, probablemente a partir de 2011.

Podría también suponer la ampliación de la vida de las plantas nucleares, que está previsto que se reduzcan progresivamente en la próxima década, y asumirá un punto de vista más crítico de la candidatura de Turquía a unirse a la Unión Europea.

Los sondeos sugieren que una mayoría de centroderecha sería muy estrecha, obteniendo los conservadores el 35 por ciento de los votos, el FDP el 13%, el SPD el 26%, los Verdes el 11% y el partido Izquierda el 10%.

Sin embargo, los expertos en política dicen que el partido de Merkel, la democracia cristiana (CDU), tiene bastantes posibilidades de hacerse con más escaños en el Parlamento por la peculiaridad del sistema electoral alemán.

Los llamados escaños "adicionales" podrían poner al centroderecha por delante si su apoyo cae en unos pocos puntos porcentuales cuando los votantes de la principal economía europea acudan a las urnas el fin de semana.

"Va a ser otra pugna estrecha", dijo el director de Forsa, Manfred Güllner. "Pero si uno tiene en cuenta los escaños sobrantes, los conservadores y el FDP podrían alcanzar bien la mayoría", añadió.

LOS ECONOMISTAS TEMEN ALZA DE IMPUESTOS

La alternativa más probable si Merkel no consigue una mayoría de centroderecha es otra "gran coalición" con el SPD, la complicada alianza de tradicionales rivales que ha presidido desde 2005.

Un nuevo gobierno de centroizquierda se centraría probablemente en reducir el déficit presupuestario alemán, que podría llegar al doble del límite de la Unión Europea el próximo año.

Economistas y gestores de fondos encuestados por Reuters esta semana expresaron su preocupación respecto a que, bajo una gran coalición, la consolidación presupuestaria pueda perseguirse a través de un alza de impuestos en lugar de recortes de gastos.

En 2007, el Gobierno de Merkel introdujo la mayor alza fiscal en la historia de la Alemania de la posguerra elevando el IVA al 19 por ciento desde el 16 por ciento.

Sus esperanzas de evitar una gran coalición podrían depender de si la CDU se hace con los 20 escaños adicionales que las encuestadores estiman que hay en el Parlamento.

Estos escaños son resultado de que cada votante alemán deposita dos votos: uno directamente por un candidato en su distrito electoral y el segundo por un partido.

Si el partido gana más escaños directos de los que conseguiría teóricamente según el porcentaje de segundos votos, el Bundestag, o cámara baja, crea escaños adicionales.

El Tribunal Constitucional de Alemania ha ordenado que esta peculiaridad se elimine para 2011 porque perjudica a los partidos minoritarios, pero la formación de Merkel resistió cambios en la normativa antes de las elecciones.

Como resultado, podría haber quejas de otros partidos si la mayoría de Merkel termina dependiendo de los escaños adicionales.

Más noticias de Política y Sociedad