Público
Público

Vacuna de 1976 podría proteger a personas contra influenza H1N1

Reuters

Por Maggie Fox

Las personas que recibieroninmunización en 1976 contra una epidemia de "gripe porcina" quejamás sucedió podrían haberse beneficiado después de todo delas vacunas: puede que hayan sido protegidas contra la cepaH1N1, que el año pasado desencadenó una pandemia de influenza.

Pruebas de sangre realizadas a personal médico y suscónyuges mostraron que aquellos que fueron vacunados en 1976presentaban evidencia de una protección inmune mayor en contrala influenza H1N1 del 2009 y la cepa de influenza H1N1 quecirculó al año anterior.

"Entregamos esta vacuna a 45 millones de personas y fuedeclarado uno de los mayores errores de salud pública de todoslos tiempos y ahora estamos descubriendo que efectivamente síhizo algún bien", comentó el doctor Jonathan McCullers, del St.Jude Children's Research Hospital, en Memphis, Tennessee.

El estudio, liderado por McCullers, fue publicado elviernes en la revista Clinical Infectious Diseases y respaldauna teoría que indica que distintos tipos de virus salen yentran en circulación y que las vacunas anuales podríanproteger a futuro a las personas de cepas de influenzas que aúnno han sido detectadas.

"Nuestra investigación muestra que, a pesar de que lainmunidad entre aquellos que se vacunaron en 1976 ha disminuidoun tanto, ellos montaron una respuesta inmune mucho más fuerteen contra de la actual cepa pandémica H1N1, que otros que norecibieron la vacuna de 1976", dijo McCullers.

Cada año circulan varias cepas distintas de influenza. Losvirus son propensos a mutar y cambian un poco cada año,forzando a los fabricantes de vacunas a reformular la vacunacontra la influenza estacional.

"Uno nunca sabe con la influenza: más inmunidad siempre esbuena", comentó McCullers en una entrevista telefónica.

Varias veces en un siglo aparecen nuevas cepas y causanpandemias. Eso ocurrió en 1918 con la H1N1, en 1957 con la H2N2y en 1968 con la H3N2. Usualmente, la nueva cepa pandémica seadapta y se une a la mezcla estacional, lo que finalmentepodría ocurrir con la cepa de H1N1 del 2009.

En 1976 se produjo el brote de una nueva cepa de H1N1 enuna base del Ejército estadounidense en Nueva Jersey yfuncionarios preocupados ante una eventual pandemia seapresuraron en conseguir una vacuna e inmunizar a lapoblación.

Sin embargo, el virus jamás se propagó fuera de la base yla vacuna fue vinculada con un raro, pero devastador efectosecundario llamado el síndrome de Guillain Barré, en el que elsistema inmunológico ataca a una parte del sistema nerviosoperiférico.

Desde entonces, muchos estadounidense desconfían de lasvacunas.

El virus de 1976 estaba relacionado de forma lejana con lapandemia de H1N1 y con la actual cepa pandémica.

Más noticias