Público
Público

La vacuna de la gripe A arranca sin grandes colas

Más de la mitad de los médicos y las enfermeras mantendrá su negativa a protegerse, pese a ser grupo de riesgo. La inmunización de las embarazadas llegará en unos días, según Sanidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sin colas y de forma ordenada, comenzó ayer la campaña de vacunación contra la gripe A en España. Excepto el personal sanitario, los otros tres grupos de riesgo (enfermos crónicos, personal de seguridad y embarazadas) debían concertar cita previa con su médico de cabecera.

Esto permitió que, en los centros de atención primaria y en los de especialidades, el tránsito en los pasillos y en las salas de espera no difiriera demasiado del de cualquier otra jornada. La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, destacó 'la afluencia sin colapsos' que registraron los ambulatorios y explicó que no se tendrán cifras de vacunados 'hasta la primera semana'.

En Andalucía, por ejemplo, ya han pedido cita unas 6.000 personas, lo que evitará aglomeraciones en los centros de salud, según la Consejería. De todos modos, algunas personas acudieron a los ambulatorios con múltiples dudas sobre la efectividad del fármaco o sobre si formaban parte de los grupos de riesgo. Algunas embarazadas que acudieron a preguntar fueron informadas de que la vacunación para ellas comenzará en unos días, informa Olivia Carballar.

Las vacunas que Sanidad ha adquirido para inmunizar a las embarazadas sin adyuvantes y más probadas en este grupo se comenzarán a suministrar 'a partir del miércoles o el jueves', explicó Trinidad Jiménez. La Agencia Española del Medicamento autorizó el sábado la comercialización de la vacuna para embarazadas.

Sólo tiene previsto vacunarse un 35% de médicos y un 18% de enfermeras

Tampoco se esperaban colas en los hospitales, donde se vacunó al personal sanitario. Los médicos y enfermeras componen el grupo de riesgo que más pegas ha puesto para vacunarse. De hecho, la Organización Medica Colegial (OMC) prevé que el número de médicos que se inmunizará no superará el 30% o el 35%, que es el porcentaje que se suele vacunar de la gripe estacional. Los colegios de enfermería calculan que sólo se inmunizará un 18% de profesionales.

'Yo no quiero vacunarme, pero vengo por sentido de la responsabilidad; me dicen que me vacune y lo hago', explicaba Concha Rojo, jefa del servicio de Anestesiología del Hospital de La Paz (Madrid). Frente a la puerta de un cuartito pequeño del centro, adecuado para vacunar al personal sanitario, iban acudiendo ayer a mediodía los médicos a cuentagotas. 'Han pasado unos 40', explicaba la enfermera que suministraba las vacunas. En el hospital trabajan unas 7.700 personas.

'Vengo por sentido de la responsabilidad', explica una médico

Como la doctora Rojo, otras dos anestesistas dudaban de que la seguridad de la vacuna 'esté consolidada'. No obstante, la mayoría de quienes iban a ponerse la inyección estaban convencidos de su utilidad y seguridad. 'Está probado que no tiene efectos secundarios', defendía Carlos Villasarte, jefe de sección de Neumología.

El microbiólogo Julio García también acudió a vacunarse: 'Trato con enfermos crónicos, puedo funcionar como portador y es mi responsabilidad no contagiarles'.

En el Hospital Ramón y Cajal, otro gran hospital de referencia, se repetía la escena. A lo largo de la mañana acudieron a vacunarse unos 35 trabajadores de un total de cerca de 6.000. Ignacio Sánchez Arcilla, del Servicio de Prevención del Ramón y Cajal, animaba a sus compañeros a vacunarse: 'Es un deber profesional' .

Tanto la OMC como la sociedad de médicos generalistas Semergen insistieron ayer en recordar que los médicos se deben vacunar. 'Es necesario, para evitar la enfermedad y para no transmitirla', explicó el presidente de Semergen, Julio Zarco.

Jiménez destaca 'la afluencia sin colapsos a los centros'

Un portavoz de la OMC, Jesús Lozano, recordó, no obstante, que la vacunación es voluntaria: 'Insistimos en que todos los médicos que traten con enfermos de riesgo deben vacunarse. Al resto, hay que darles cierta libertad'. Unos y otros defienden que la vacuna es segura. 'No deja de ser una vacuna similar a la de una gripe estacional', justificó Zarco.

El Consejo General de Enfermería también alentó ayer a sus colegiados a vacunarse. El presidente del Consejo de colegios de enfermeros, Máximo González Jurado, se vacunó ante los medios para animar a sus compañeros. González explicó que considera que la vacunación es un 'deber ético'.

Un 20% de la población española está considerada de riesgo. Cuando se vacune a quienes la soliciten, el resto de vacunas se podrá adquirir en las farmacias con receta. La ministra de Sanidad explicó que esto ocurrirá 'a mediados o finales de diciembre'.

Más noticias en Política y Sociedad