Público
Público

"España se enfrenta a otra fuga de cerebros"

Los investigadores protestan por la precariedad del I+D

NUÑO DOMÍNGUEZ

Los recortes en ciencia anunciados por el Gobierno han puesto en pie de guerra a los investigadores jóvenes del país. Ayer, representantes de la Plataforma Investigación Digna se reunieron con los grupos parlamentarios para transmitirles sus quejas a pocas semanas de que Moncloa publique los presupuestos del próximo año, de los que se esperan lo peor.

En un documento entregado al PP, el PSOE, IU y UPyD, la plataforma exige que se corrija la política de "reposición cero", que implica que los puestos vacantes que vayan quedando en organismos de investigación no serán cubiertos debido a no habrá oferta de empleo público.

La tasa de reposición cero eliminará casi 200 plazas de I+D

Uno de los colectivos más afectados por esta medida son los investigadores Ramón y Cajal. Se trata de un programa creado por el Gobierno del PP en 2001 y diseñado para hacer regresar a España a cerebros emigrados. Se les ofrecían cinco años de sueldo y, si pasaban las evaluaciones, una plaza fija en un centro de investigación español al finalizar el programa. El 90% de la primera hornada de cajales logró su puesto al final de los cinco años. En 2010, sólo el 37% de los elegidos lograron plaza, denuncia el documento entregado ayer por la plataforma. La situación es especialmente crítica en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el mayor organismo público de I+D en España y uno de los más maltrechos tras varios años de recortes continuados en su presupuesto. Para 2012, este gran organismo formado por decenas de centros de I+D repartidos por todo el país tenía previstas 175 incorporaciones. El número real será cero. En consecuencia, "el país se enfrenta a otra fuga de cerebros multigeneracional", alerta Investigación Digna.

Los interlocutores del PP han "pintado la situación muy mal" y han advertido de "un recorte presupuestario muy grande", explicó ayer a este diario Amaya Moro, coordinadora de la plataforma. "Lo único que nos ofrecieron fue trasladar al Gobierno la petición de que la tasa de reposición no sea cero, sobre todo por lo negativo que sería ese mensaje de cara a la UE", explicó. En otra reunión celebrada el lunes, la secretaria de Estado de Investigación, Carmen Vela, explicó a los cajales que, en el caso de los contratos, "el CSIC y otros organismos públicos de investigación se ven muy restringidos por el contexto laboral" fijado por el Gobierno el 30 de diciembre. La sensación fue que "no hay nada que hacer", explica Moro.