Público
Público

El juez del caso contra ‘The Pirate Bay’, acusado de pertenecer a grupos pro derechos de autor

Podría repetirse el juicio contra los acusados bajo el argumento de que el juez actuó de forma parcial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Uno de los mayores casos judiciales de la historia contra los enlaces a archivos para su descarga finalizó la semana pasada con la condena de ‘los cuatro de The Pirate Bay' a una multa millonaria y a pena de cárcel. Sin embargo, hoy se ha revelado que el juez encargado del caso es miembro de diferentes grupos pro derechos de autor. Un argumento que los abogados de los acusados podrían considerar suficiente como para solicitar que se repita de nuevo el juicio.

Tras la sentencia, no fueron pocos los analistas judiciales que señalaron su sorpresa por la dura condena aplicada por el juez y de los elementos analizados que sirvieron para conducir el caso en esa dirección, dejando de lado otros argumentos legales que se habían aplicado en otras causas. Hoy, la pregunta es si los acusados de The Pirate Bay recibieron un juicio justo, tras lo revelado P3, un canal de la radio nacional sueca SR. Desde este medio aseguran que el juez Tomas Norström está vinculado con grupos pro-derechos de autor.

Desde la radio señalan que el juez es miembro activo de la Asociación Sueca de Derechos de Autor (SFU), un foro que organiza seminarios, debates y edita una revista sobre derechos de propiedad intelectual. A este grupo pertenecen también personalidades como Henrik Ponten, de la mesa antipiratería sueca, Monique Wadsted, abogada de la industria cinematográfica, y Peter Danowsky, directivo de la SFU, que actuaron en la causa como acusación particular.

Así, señalan que el juez también pertenece a otras dos organizaciones. Una de ellas, la Asociación Sueca para la Protección de la Propiedad Intelectual (SFIR) es un organismo que lucha por reforzar las leyes de derechos de autor. Por otra parte, el juez también pertenece a la Fundación de la Infraestructura de Internet (SE), que es responsable de supervisar los nombres de dominio .se y asesora en materia de disputas por estos nombres. A este organismo, aseguran, pertenece también Wadsted, que anteriormente ha afirmado no conocer al juez.

The Pirate Bay

Peter Sunde, que ha actuado durante todo el proceso como portavoz de los acusados, al conocer la posible relación del juez con estos grupos, ha señalado que 'desde el principio la visión del juez fue sesgada' y que 'la realidad nuevamente supera a la ficción'.

Diferentes personalidades judiciales del país han señalado que el juez Norström no debería haberse hecho cargo del caso al tener un claro conflicto de intereses, al tiempo que inciden en que es un argumento válido para la defensa para solicitar que se repita el juicio. Desde la web TorrentFreak señalan que el abogado de Sunde, Peter Althin, ya ha solicitado la repetición del juicio y Ola Salomonsson, otro de los abogados, ha señalado que recusará al juez.

Rick Falkvinge, líder del Partido Pirata, a favor de la libre circulación de archivos en Internet, se refirió a las relaciones del juez como 'corrupción imperdonable' y se mostró partidario de la repetición del juicio. Falkvinge acusó también al policía al frente de la investigación contra 'The Pirate Bay' de aceptar un trabajo en una de las empresas de uno de los fiscales antes de finalizar el proceso.

El juez Tomas Norström asegura que cada vez que le plantean un caso analiza primero si puede o no tomar parte en él y que en esta ocasión no considera que sus compromisos con esos organismos fueran en contra de su imparcialidad y que no hay motivos para su recusación.

Peter Danowsky, representante de la industria audiovisual y miembro de SFU, negó que hubiera motivo para la recusación, ya que este grupo es 'para juristas interesados en esta cuestión'.