Público
Público

La lentilla con circuitos acerca la ‘super-visión’

PÚBLICO.ES

Científicos de la Universidad de Washington han presentado un prototipo de lentilla biónica que contiene un circuito eléctrico y diodos emisores de luz. Sus creadores aún no han diseñado una aplicación práctica para estas lentes ya que, por el momento, trabajan en que la tecnología puede funcionar de forma segura. Hasta ahora han sido probadas en conejos, que las han llevado durante 20 minutos sin que se hayan producido efectos perjudiciales.

Aún así, pensar en aplicaciones del futuro resulta inevitable, y ya se especula con conductores que podrán ver imágenes superpuestas sobre los parabrisas, o jugadores inmersos en un mundo de realidad virtual a través de ellas. En un orden más práctico, también se estudia cómo este tipo de lentes podrían ayudar a las personas con carencias de visión.

El director del grupo multidisciplinar de la Universidad de Washington, Babak Parviz, destacó durante la presentación del prototipo que el objetivo era "demostrar que la tecnología básica puede funcionar y asegurarnos de que lo hace correctamente".

Uno de los retos a los que se han enfrentado los investigadores es fusionar la delicadeza de una lente de contacto con los componentes eléctricos. Las lentes de contacto están realizadas con materiales orgánicos flexibles, pero los circuitos incorporan material inorgánico y compuestos químicos.

A ello se suma que los investigadores han tenido que crear los circuitos con unas capas de metal de unos pocos nanómetros de grosor, conectarlos entre sí con una técnica de microfabricación y acoplarlos a una lámina de plástico flexible. Parviz también destacó que, aunque aún pasará tiempo hasta que este accesorio esté disponible tal y como ha sido diseñado, se podría trabajar pronto con una versión básica.