Público
Público

59 años sin Marilyn Monroe: estas fueron las mejores películas que nos dejó

Cada 5 de agosto se recuerda la muerte de esta leyenda de cine, que falleció en 1962 por una sobredosis de barbitúricos.

Marilyn Monroe en una imagen del traile de la película 'Con faldas y a lo loco'. (1959)
Marilyn Monroe en una imagen del trailer de la película 'Con faldas y a lo loco'. (1959). WIKIPEDIA

Cincuenta y nueve años sin la actriz más icónica de Hollywood. El 5 de agosto de 1962, Marilyn Monroe fue hallada muerta en su casa de Los Ángeles después de haber ingerido cuarenta cápsulas de sedantes que le provocaron una sobredosis. Desde ese momento la actriz, que tan solo tenía 36 años, pasó de icono a leyenda.

Tuvo una vida con grandes altibajos. Su padre abandonó su familia antes de que ella naciera y los problemas económicos y psiquiátricos de su madre hicieron que pasara por hasta 12 casas de acogida, entre orfanatos y familias en adopción.

La actriz, que nació como Norma Jeane Mortenson, pasó una infancia y adolescencia bastante dura, pero el destino quería que llegara a ser una de las actrices más recordadas de la historia. Un fotógrafo la descubrió y se quedó fascinado por su belleza y fue en ese momento en el que empezó su carrera en el cine y en el mundo del modelaje. 

Al principio fue relegada a papeles secundarios en varias películas, hasta que el director Joseph L. Mankiewicz la escogió para que participara en su primera gran producción de Hollywood (Eva al Desnudo, 1950), comenzando a disfrutar de su fama internacional.

Una vez en lo más alto brilló con una fuerza inusual. Vivió intensamente y deprisa. Tanto, que su caída sucedió también a una velocidad vertiginosa. Por desgracia, el mundo del cine no pudo contemplar la madurez de una actriz que era mucho más que un icono de la cultura pop.

¿Cómo podía la mujer más deseada del mundo sentirse tan sola, tal y como como ha revelado el paso del tiempo? Quizás todo el glamur de Hollywood fuera  tan solo una manera de maquillar una realidad mucho más cruel, que la destruía por dentro.

Lo que sí sabemos es que los filmes rodados por Marilyn Monroe son una especie de reliquias donde el tiempo se para. Ya que, dentro de ellos, la actriz permanecerá viva eternamente siempre y cuando haya alguien dispuesta a verla actuar. Esta es una selección de sus mejores películas:

1. Niágara (Henry Hathaway, 1953)

George Loomis (Joseph Cotten) y su esposa Rose (Marilyn Monroe), se van de vacaciones a las cataratas del Niágara. Las fuertes crisis emocionales que padece George, afectan hondamente a su joven y bella esposa, y esto la predispone a aceptar los galanteos de un apuesto joven que conoce durante un paseo. Una gran tragedia comenzará a tomar forma de aquí en adelante. (FA)

Esta película fue la primera en la que Marilyn Monroe encabezó el reparto y  una de las que mejor funcionó en las taquillas del año 1953.

2. Los caballeros las prefieren rubias (Howard Hawks, 1953)

Lorelei Lee (Marilyn Monroe) y Dorothy Shaw (Jane Russell) son dos cantantes procedentes de una población rural de Arkansas, que actúan como cantantes y bailarinas en varios salones. De las dos, Lorelei aparenta ser la más superficial, siendo el sueño de su vida casarse con un hombre rico.

Gracias a sus persuasivas cualidades consigue enamorar a Gus Esmond (Tommy Noonan), quien es capaz de hacer cualquier cosa por ella, como regalarle constantemente ropas y joyas. Para horror del padre, Holmes Esmond, quien sólo ve en Lorelei a una cazafortunas sin cerebro. Tras un breve tiempo, Lorelei y Gus deciden casarse en Francia, zarpando en el transatlántico SS Île de France, sin importar realmente que Esmond la acompañe. Finalmente, las chicas abordan el barco. A las dos les gusta verse acompañadas de todos los hombres que conocen durante el viaje.

Esta película fue nominada por el Sindicato de Guionistas a mejor guión musical, y la escena en la que la actriz canta "los diamantes son el mejor amigo de una mujer" es una de las más famosas. 

3. La tentación vive arriba ( Billy Wilder, 1955)

Como miles de neoyorkinos, Richard Sherman (Tom Ewell) se ha quedado trabajando en agosto mientras su mujer e hijos disfrutan de unas gratas vacaciones en la playa. Siguiendo las recomendaciones de su esposa, está dispuesto a dejar de fumar, de beber, a acostarse pronto y sobre todo a no echar una cana al aire. Pero la tentación aparece cuando conoce a una despampanante vecina (Marilyn Monroe), tan sexy como ingenua. FA

Esta película, famosa por la escena del metro de Nueva York, le otorgó a la actriz una nominación a los premios BAFTA como mejor actriz extranjera en el año 1958. 

4. Con faldas y a lo loco (Billy Wilder, 1959)

Joe (Tony Curtis) y Jerry (Jack Lemmon) son dos músicos del montón que se ven obligados a huir después de ser testigos de un ajuste de cuentas entre dos bandas rivales. Como no encuentran trabajo y la mafia los persigue, deciden vestirse de mujeres y tocar en una orquesta femenina. Joe, para conquistar a Sugar Kane (Marilyn Monroe), la cantante del grupo, finge ser un magnate impotente; mientras tanto, Jerry es cortejado por un millonario que quiere casarse con él.

Con este filme, Monroe ganó el Globo de Oro a mejor actriz. Y además la película ganó otro Globo de Oro como mejor película de comedia. (FA) 

En España, esta película no pudo verse hasta la muerte de Franco, ya que la Junta de Censura le parecía que se incitaba  "al equívoco sexual" y a desvirtuar la "frontera natural de los sexos".

5.  El príncipe y la corista  (Laurence Olivier, 1957)

Londres, junio de 1911. Jorge V será coronado el 22 de dicho mes, y muchos dignatarios invitados a la ceremonia comienzan a llegar. Entre ellos está el rey Nicolás de Carpacia (Jeremy Spenser ) y su padre, el príncipe regente Carlos (Laurence Olivier ). El Gobierno británico conoce la importancia del pequeño reino en el juego político europeo y quiere ganarse el favor de su soberano. Para ello, los ubican en un lujoso hotel y les asignan al funcionario de la corona, Northbrook (Richard Wattis ), para su atención y servicio.

Cumpliendo con sus instrucciones, Northbrook lleva al príncipe Carlos a una función de la revista musical The Coconut Girl. En el entreacto, el príncipe es llevado tras el escenario para saludar a los artistas. Allí, él se muestra especialmente interesado por Elsie Marina (Marilyn Monroe ), una corista estadounidense, y la invita a una cena en su hotel.

Este filme le sirvió a Monroe para obtener el premio David de Donatello como mejor actriz, así como una nominación a la misma categoría de los BAFTA.

6.  Vidas rebeldes (John Huston, 1961)

En Reno, Nevada Roslyn (Marilyn Monroe) es una mujer muy atractiva que se acaba de divorciar. Su casera, Isabelle (Thelma Ritter), para animarla, la invita a ir a tomar una copa y allí en el bar Roslyn conoce a dos amigos, Guido (Eli Wallach) y su mejor amigo el veterano vaquero Gay (Clark Gable), con los que pasa unos días en la casa a medio terminar de Guido en el campo. Pronto ambos hombres se enamoran de ella y, compitiendo por Roslyn, muestran los rasgos negativos de sus personalidades.

Gay sugiere que vayan los cuatro a cazar mustangs salvajes para venderlos. Van a un rodeo local en Dayton y allí contratan a otro amigo, Perce (Montgomery Clift), que va a competir en el rodeo y es quien llega a gustar a Roslyn. Al día siguiente Gay, Guido y Perce se van a cazar los caballos salvajes, con Roslyn siguiéndolos de mala gana. La situación se hace insostenible.

Esta fue la última película que la actriz rodó, y fue el mayor intento de la estrella para que Hollywood la considerase una actriz "seria", y no una "rubia tonta". El actor que acompañó a Monroe en el rodaje, Clark Glabe, murió a las dos semanas de grabar la película. 

Marilyn murió varios meses más tarde, dejando incompleta la película Something's got to give (1962).