Público
Público
Únete a nosotros

"El arte limpio es una aberración"

El escritor e intelectual marroquí Tahar Ben Jelloun critica las expresiones artísticas sin desnudos, sexo ni tacos que promueve el islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor e intelectual marroquí Tahar Ben Jelloun calificó hoy en Rabat de 'aberración' la idea del 'arte limpio' promovido recientemente por medios afines al Partido Justicia y Desarrollo (PJD, islamista).

Ben Jelloun se refería a la idea que artistas y periodistas afines al PJD y a otros partidos conservadores trabajan en favor de las que llaman 'expresiones artísticas y culturales limpias', en supuesta contraposición a la presencia del sexo, las palabra soeces o la desnudez en algunas obras artísticas.

Frente a esta tendencia un grupo de artistas y periodistas de tendencia laica han lanzado recientemente un manifiesto llamado Por una cultura libre.

En él, proclamaron que 'es inadmisible pensar en cualquier restricción a nuestros espacios de libertad'.

En una mesa redonda organizada hoy en Rabat en el marco del festival Mawazine, Ben Jelloun (Fez, 1944) aseveró que 'es imposible pedir a un artista que produzca una obra tranquilizadora' y añadió que la vida es 'una sucesión de conflictos'. El autor de la novela El retorno piensa que 'la literatura no es amable sino más bien turbulenta, porque si no fuera el caso sería una cultura para adormecer'.

El escritor francófono es autor de libros como El niño de arena, La noche sagrada o Au pays (esta última aún sin traducir al castellano) y ha colaborado con periódicos como Le Monde o Il Corriere de la Sera. En esta mesa redonda celebra bajo el tema ¿La cultura es un lujo o una necesidad?, Ben Jelloun subrayó que la religión puede ser una cultura pero no tiene que ser la única o la dominante, y añadió que 'cuando las religiones se politizan pierden su valor y su ética'.

Por su parte, la escritora y crítica de arte marroquí, Rayaa Benchemsi defendió la diversidad cultural de Marruecos y subrayó que el 'armazón de la cultura marroquí es debido a su multilingüismo (árabe, bereber y francés) y sus componentes diversos'.