Público
Público

La dulce voz de Regina Spektor brilla en Madrid

La cantante interpretó temas de su último trabajo 'What we saw from the cheap seats' como 'Ne me quitte pas'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cantante Regina Spektor ha brillado con luz propia esta noche en un concierto en Madrid, acompañada de su inseparable piano, y con motivo de la presentación de su último álbum, What we saw from the cheap seats, dentro del programa musical de los Veranos de la Villa.

'Es la primera vez que puedo pasar tiempo aquí, y he visitado el Museo del Prado, el Mercado San Miguel y hasta el Palacio Real', ha confesado la artista de origen ruso a los asistentes al Teatro Circo Price de la capital, antes de dar paso a The Calculation, sencillo de su anterior trabajo, Far.

Regina Spektor, que ha salido al escenario ataviada con lentejuelas y tras la actuación de su marido, Jack Dishel, alias Only Son, ha demostrado por qué se ha ganado un hueco en la música, gracias a una dulce voz, capaz de los mejores agudos, y su destreza con el piano, amigo inseparable de la cantante.

Tras On the radio y Small town moon, este último incluido en What we saw from the cheap seats, que salió a la venta el pasado mayo, Spektor ha pasado a su cara más intimista, con la balada Ode to divorce.

El repertorio de canciones que la cantante, compositora del tema The Call para la película Las crónicas de Narnia: El Príncipe Caspian, ha ofrecido esta noche también ha tenido hueco para sencillos del pasado.

Y es que Spektor, que se ha mostrado muy graciosa, no ha parado de dar las gracias a los continuos aplausos de sus seguidores, que respondían al escuchar cada uno de los acordes introductorios de sus temas más conocidos.

Entre ellos, Blue lips, Patron Saint o la adictiva All the rowboats, que han dado paso a un dueto con Dishel, en el que Spektor se ha despegado por primera vez de su teclado. Call them brothers, coescrito por ambos, ha colocado a él a la guitarra y a ella al micro de un tema con tintes melancólicos, al que ha seguido Molitva, escrito por el poeta ruso Bulat Okudzhava, y al que ha querido rendir homenaje esta noche en Madrid cantando en su idioma materno.

De nuevo Spektor volvía a su último trabajo para interpretar Oh Marcello y Ne me quitte pas, su segundo single, antes de hacer un amago por abandonar el escenario con The Party. Los aplausos y los pies de sus fans atronaban el Circo Price, y la cantante estadounidense no ha tenido más remedio que volver, esta vez con Us, que podemos escuchar en el filme Quinientos días juntos, dirigida por Marc Webb. Fidelity, Hotel Song y Samson, ponían el broche de oro a la noche brillante de Regina Spektor, que mañana actuará en Sala Razzmatazz de Barcelona.