Público
Público

Fiebre Photobook Festival 2017 Un mundo de fotografías a golpe de página

El fotolibro vuelve a cobrar protagonismo en Matadero Madrid. El Festival Fiebre Photobook se convierte en punto de encuentro clave para artistas, profesionales y público general, interesados en los libros de fotografía y narrativas visuales.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fotografías a golpe de página.- FIEBRE PHOTOBOOK FESTIVAL

Los tiempos se han reducido. La obsesión por lo efímero nos hace mirar atrás con cierta morriña. Otro ritmo es posible, nos decimos. El ritmo, por ejemplo, de zarandear un buen puñado de páginas y sentir de vuelta el olor a pliego. Los algoritmos no huelen y los fotolibros —como los tomates ecológicos— nos hablan de un tiempo que ya no es, pero que nos redime a base de orfebrería y fetichismo.

La salud del fotolibro en España es más que buena. Autores como Cristina de Middel o Ricardo Cases pasean por medio mundo sus creaciones. Pequeños artefactos contenedores de sucintas narrativas visuales. El secreto radica, en palabras de Miren Pastor, fotógrafa y una de las responsables del Fiebre Photobook Festival 2017, "en su capacidad para dar a conocer una determinada obra fotográfica más allá de una exposición".

Se trata, a fin de cuentas, de plantar cara a lo efímero de nuestros días. "Un libro queda para la posteridad, son pequeñas joyas que todos podemos atesorar por un módico precio", explica Pastor. Y luego está el el editor, la impresión, el diseño... Una cadena inaccesible para muchos que entienden la autopublicación como salvoconducto para dar a conocer su arte. "La reducción de costes está sin duda detrás de este boom, la posibilidad de hacer asequible el sueño de ver publicada tu obra".

El libro como obra de arte.- FIEBRE PHOTOBOOK FESTIVAL

"¿Serán nuestras máquinas del tiempo?"

"En este mundo líquido, con la amenaza de un apagón digital, el libro es un soporte de creación y expresión que queda. Es un legado de los creadores visuales, viajan en el tiempo y en el espacio. ¿Serán nuestras máquinas del tiempo?", se preguntan los organizadores. La respuesta la encontrarán a lo largo de un itinerario con más de 40 expositores entre editoriales y autores independientes. Todo ello amenizado con una gran diversidad de actividades participativas y talleres, dirigidas tanto al público profesional como aficionados a la fotografía.

"Pretendemos visibilizar de alguna manera este tipo de formatos, generar sinergias de encuentro tanto para el público especializado como los espontáneos. Entendemos que es muy importante traer a gente de fuera para que vea qué se está creando aquí, y así expandir nuestras propias propuestas", comenta Pastor. Así, el festival prevé un buen número de encuentros que giran en torno a la idea del futuro del libro y el libro del futuro. Autores, diseñadores, editores, distribuidores y comisarios reflexionarán sobre la sostenibilidad de este medio, tanto a corto como a largo plazo.

Entre la orfebrería y el fetichismo.- FIEBRE PHOTOBOOK FESTIVAL