Público
Público

George Lucas, contento con las primeras imágenes de 'Star Wars' en 3D

El creador de la saga cinematográfica promete que el nuevo Episodio I en 3D no será sólo "cosas que saltan de la pantalla"

PABLO OLIVEIRA Y SILVA

George Lucas lo ha vuelto a hacer. La saga de películas La Guerra de las Galaxias volverá a la gran pantalla, esta vez aprovechando la tecnología de imagen en tres dimensiones. Aunque el propio director y creador de la historia había asegurado que si los primeros resultados no le convencían no seguiría con el proyecto, ahora parece que las primeras pruebas de secuencias le han resultado más que satisfactorias.

La Amenaza Fantasma, el primer episodio de esta saga espacial, está pasando por un proceso que convierte las imágenes en 2D al 3D​​, y las primeras imágenes que sólo unos pocos privilegiados han podido ver suponen un material suficientemente bueno como para seguir avanzando con el proyecto y llegar al día de estreno, planeado para el próximo 10 de febrero.

El trabajo de añadir una dimensión más a las imágenes del Episodio I se ha desarrollado del mismo modo que en la película Furia de Titanes, que retrasó su estreno para pasar de las dos dimensiones al 3D. Lucas parece estar confiado en que La Amenaza Fantasma será aún mejor en esta nueva versión.

"Ha sido muy importante para mí. Ahora tenemos la tecnología, los recursos y el tiempo para hacer esto aún mejor y estoy muy contento con los resultados que he estado viendo en el Episodio I", ha asegurado Lucas.

El supervisor de efectos visuales de Industrial Light & Magic, John Knoll, asegura mantener un férreo control del proceso. "Conseguir buenos resultados en la conversión requiere de mucha atención al detalle y es imperativo tomarse el tiempo necesario para hacerlo bien, y eso es justo lo que estamos haciendo", asegura.

"Nuestro objetivo es mejorar la experiencia de ver La Guerra de las Galaxias en un cine, utilizando las últimas herramientas y técnicas cinematográficas. No queremos solo cosas que salten de la pantalla", promete.