Público
Público

George R. R. Martin: éste sí es el nuevo Tolkien

La saga fantástica ‘Canción de hielo y fuego' se ha convertido en un ‘best seller' que pisa los talones al mismísimo Ken Follet

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ha pasado mucho tiempo desde que J.R.R. Tolkien nos describiese cada brizna de hierba que pisaban los pies desnudos de los hobbits protagonistas de El Señor de los Anillos. Por suerte, desde 2002 reposa en las librerías españolas la saga de Canción de hielo y fuego, de George R. R. Martin (Nueva Jersey, EEUU, 1948), que hasta la fecha ha cosechado cifras millonarias, puestos elevados en los hit parade de medio mundo y un nivel de adicción que sólo consiguen ciertas drogas de diseño o series de televisión.

Cuando Juego de Tronos (el primer volumen) salió a la venta en Estados Unidos en 1996, tardó un tiempo en hacerse notar. Pero cuando lo hizo, consiguió lo impensable: que una novela fantástica acaparase la atención de los críticos del New York Times.

En España, el éxito de las cuatro novelas publicadas hasta ahora tampoco se ha quedado atrás. Este invierno, en la primera semana después de la puesta de largo de la versión en castellano de Festín de Cuervos (el cuarto volumen) se encontraba la segunda en el Top 10 de los libros más vendidos tras Un mundo sin fin, de Ken Follet. Hoy en día el libro está agotado desde hace más de un mes. Esto toma mayor relevancia si se tiene en cuenta que Gigamesh, la editorial que publica Canción de Hielo y Fuego en nuestro país, nació como una pequeña tienda de Barcelona, especializada en ciencia ficción y fantasía.

Pero, ¿de qué va?

En esta novela río, Martin cuenta la historia de un mundo mágico en el que las estaciones duran años. Es un mundo que todavía recuerda su última guerra y que se está preparando para un invierno que amenaza ser el más largo de la historia. Los Siete Reinos en los que sucede gran parte de la acción están gobernados por un antiguo héroe de guerra, aficionado a crear bastardos y beber hasta el desmayo. Sus amigos están muy lejos, hacia el norte. Y sus enemigos, bien cerca, en su mismo castillo, esperando su turno para participar en un cruento juego de tronos.

Mientras, más al norte aún, un mal mayor que la política se acerca más allá de un imponente muro de hielo que hace de frontera entre Poniente y las Tierras Salvajes. Todo aderezado con violencia, asesinatos, traiciones, incesto, lobos, caballos, dragones, leones, cuervos, dioses, gorriones, ranas hechiceras, gigantes, mamuts, cabras, cebollas, bodas, sangre y rosas. La saga consigue una sensación insana, entre el orgasmo y el vértigo, que te hace temer que se acabe cada página. Porque un final de párrafo puede suponer un nuevo giro estremecedor.

Fenómeno friki

En todo el mundo el fenómeno está explotando. Existen cómics basados en el mismo universo. También se puede encontrar un juego de rol y uno de mesa. El canal norteamericano HBO ha comprado los derechos para realizar una serie con el mismo equipo que filmó Roma.

Y, por supuesto, sin olvidar a los fans, que han llegado a grabar versiones de las canciones que aparecen en el libro y a reunir dinero para pagar al autor un buen seguro médico. El motivo es evidente: la saga consta de siete libros y todos quieren que pueda acabarla.

Cristina Macía. Traductora de George R. R. Martin

¿Cómo valora la experiencia de traducir ‘Canción de Hielo y Fuego’?
Una procura enfrentarse a todas las traducciones con la misma actitud: hacer el trabajo lo mejor posible. Dicho lo cual, como una también es muy humana, es inevitable que, cuando te caen joyas como esta, se note que estás disfrutando como un indio con el trabajo.

¿Con qué problemas se ha encontrado a la hora de realizar un trabajo tan largo e intenso?
El principal e insolventable es que estamos trabajando con un texto inacabado. El otro problema es la cantidad de nombres, apodos, topónimos y similares, que se tienen que traducir siempre de la misma manera. Voy haciendo un glosario mientras trabajo; tiene ya mil y pico entradas, lo consulto a cada paso… y, aun así, se me cuelan cantidad de gazapos.

¿Cómo lleva haberse convertido en una persona popular entre los aficionados a la literatura fantástica en España?
He tenido más amenazas de muerte que propuestas de matrimonio, así que no muy bien. En serio, la situación ideal sería un traductor transparente, que se interpusiera lo menos posible entre la obra y el lector. Es imposible, pero al menos lo intento.

¿Qué es lo que más le gusta de los libros, del autor y de sus personajes?

Que no hay fronteras. Los libros iban a ser cuatro o cinco, y por ahora la previsión está en siete; los que hagan falta para cerrar la saga en redondo. El autor se mueve entre la épica y el culebrón como un maestro, salta de lo poético a lo gore, Todo se mueve en una escala de grises que lo hace apasionante.