Público
Público
Únete a nosotros

La ikurriña, prohibida en Eurovisión junto a la bandera del Estado Islámico

El lehendakari, Iñigo Urkullu, exige una "rectificación urgente" y considera apropiado que España se retire del festival europeo si no se subsana el error.

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 5

Para Urkullu, la inclusión de la ikurriña en la lista negra, "no solo a la Comunidad Autónoma del País Vasco, sino también al conjunto del Estado español". EFE

MADRID.- El Gobierno Vasco ha iniciado este viernes gestiones para mostrar su "profundo malestar" por la inclusión de la ikurriña en la lista de "banderas especialmente prohibidas" por las normas internas de Eurovisión, que este año se celebra en Suecia, junto a otras enseñas como, por ejemplo, la del Ejército Islámico.

Acción Exterior del ejecutivo autonómico vasco pedirá a la embajada de Suecia la subsanación del error, ha informado el Gobierno Vasco en un comunicado. Asimismo contactará con RTVE, miembro de Eurovisión, y solicitará la inmediata retirada de la ikurriña de la lista de banderas vetadas.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que se trata de un hecho "absolutamente lamentable", por lo que ha exigido una "rectificación urgente". Además, ha considerado que "no estaría mal" que España se retirara del Festival europeo de la Canción si no se subsana el error porque "afecta al conjunto del Estado".

En una entrevista concedida a RNE, recogida por Europa Press, el presidente del Ejecutivo vasco ha pedido "que se intente corregir cuanto antes el hecho de que "la identificación de la ikurriña, símbolo legal de una nacionalidad, la vasca", haya sido "puesta en el mismo lugar" que la enseña del Daesh.

"Es absolutamente lamentable y necesita una rectificación urgente", ha afirmado. El lehendakari ha reclamado también a RTVE, "como sociedad de eurovisión", que ayude a "corregir, cuanto antes", este hecho.

Preguntado por si, en caso de no subsanarse el error, España debería anunciar su retirada de la participación en el festival europeo, ha considerado que "no estaría mal ese gesto". "No estaría mal, desde un estado democrático de derecho que tiene como característica la de ser plurinacional y que tiene entre su distribución territorial a una comunidad histórica autónoma, con una cooficialidad dentro de lo que es el propio Estado", ha explicado.

Para Urkullu, la identificación de la ikurriña "en ese ámbito" afecta, "no solo a la Comunidad Autónoma del País Vasco, sino también al conjunto del Estado español"

Por su parte, la eurodiputada del PNV en el Parlamento Europeo, Izaskun Bilbao, ha enviado una carta al comisario de Cultura, Tibor Navracsics, en la que le informa de que la bandera oficial de la Comunidad Autónoma Vasca ha sido incorporada en un listado de "banderas especialmente prohibidas".

Bilbao pide al comisario que explique a los organizadores del festival qué es una ikurriña y que anime a corregir "un boicot" que considera "impropio de la historia democrática" del país escandinavo además de "una ofensa para la ciudadanía vasca". La carta ha sido remitida también al embajador de la delegación permanente de Suecia ante las instituciones europeas y a los 20 eurodiputados suecos.

La eurodiputada considera que esta decisión "va contra los valores de la Unión Europea y su lema 'unidos en la diversidad' y espera que el comisario de Cultura y los eurodiputados suecos "ayuden a corregir esta desagradable decisión".

En su misiva recuerda a Navracsics que la bandera vasca es la enseña "legal" que "representa una de las nacionalidades más antiguas de Europa construida hoy en comunidad autónoma del Estado español.

El artículo 5 de Estatuto de Gernika, recuerda Bilbao, señala que la ikurriña es la "bandera oficial" de Euskadi desde que en 1978 se aprobó esta ley orgánica de un Estado miembro de la Unión Europea.

La eurodiputada considera que incorporar la ikurriña a una lista de símbolos prohibidos y compararla con la del Ejército Islámico es un "error impropio del nivel cultural y la historia democrática de Suecia, además de una ofensa para la ciudadanía vasca".

Asimismo califica de "antieuropeo plantear este tipo de prohibiciones" que a su juicio "no contribuyen ni a alentar la convivencia, ni a difundir valores básicos para la paz y la estabilidad como el respeto a la diversidad" y a las comunidades, lenguas y culturas que, "por azares de la historia no configuran hoy Estados".

Por estas razones solicita al comisario que se dirija a los organizadores del festival y a las autoridades suecas, para pedirles una rectificación formal de la decisión y les explique el carácter "legal y democrático" que tiene el estatuto e Gernika y los símbolos que de él emanan.

Exige asimismo que transmita a los organizadores de Eurovisión que su decisión, que califica de "basada en el desconocimiento, arbitraria y ajena a la cultura democrática" es una "ofensa para la ciudadanía vasca y para la resistencia cívica que trabajó frente a una de las dictaduras más largas y sanguinarias de Europa".