Público
Público

Isabel Coixet escucha a Baltasar Garzón

La directora filma una conversación entre el escritor Manuel Rivas y el juez, que será proyectada en la Berlinale

SARA BRITO

Como muchas cosas valientes, este documental-entrevista nació de la indignación. 'Hace tiempo que quería hacer algo sobre la figura de Baltasar Garzón porque me indigna profundamente lo que está sucediendo con unos procesos judiciales que no tienen sentido y que sólo quieren acabar con una persona que hace bien su trabajo'. Quien habla es Isabel Coixet (Barcelona, 1960), cuyo último trabajo, Escuchando a Garzón, será proyectado en la Sección Berlinale Special del Festival de Berlín, tal y como se anunció hoy.

La preparación del documental, cuya producción es exclusivamente de la directora sin el apoyo de ninguna televisión 'para evitar suspicacias', se ha mantenido en secreto hasta ahora. Casualmente, el anuncio ha coincidido con ese otro de que el fiscal del Tribunal Supremo se ha adherido a la recusación de Garzón contra cinco de los magistrados que van a juzgarle.

'Me preocupan esas calumnias que se transforman en verdades'

El pasado mes de diciembre, la directora catalana viajó a Madrid junto a dos de sus colaboradores más cercanos y una cámara. Allí se reunieron con el escritor Manuel Rivas, a quien Coixet eligió para ser el interlocutor del juez 'por su templanza'. Se instalaron en una casa prestada y la cámara empezó a grabar varios días de largas conversaciones.

No se conocían personalmente, y su único contacto había sido un intercambio de emails previo al encuentro. Pero allí estuvieron: Coixet tras la cámara, Rivas interpelando a Garzón y este hablando sobre justicia y sobre las luces y sombras de la España de hoy. Esa misma que, según la directora, 'está viviendo una preocupante derechización'. El resultado fueron diez horas de material, rodado en digital y en blanco y negro, y editado hasta quedar en la hora y media que será proyectada en Berlín el próximo mes de febrero.

'Es una buena forma de tomarle el pulso a dónde estamos como país'

'Lo más valioso es escucharle explicar por todo lo que está pasando de una manera muy coloquial', apunta Coixet. La conversación recorre la Transición, el concepto de Justicia universal o el proceso por el que consiguió promover la orden de detención de Pinochet, entre muchos otros temas.

'Creo que es una buena forma de tomarle el pulso a dónde estamos como país', confiesa la directora. 'Me preocupan esas calumnias repetidas que se van transformando en verdades. Esas opiniones que aparecen en webs misteriosas y que acaban tomando relevancia o esos otros comentarios sobre el ego de Garzón que están fuera de lugar', opina.

Sin recursos documentales ni material de archivo, el filme es directo en su propósito: dar voz a quien ha sido suspendido de su cargo en la Audiencia Nacional y que tiene ante sí tres procesos abiertos. El primero, por haber iniciado una investigación judicial sobre las víctimas del franquismo; el segundo, por las escuchas a abogados de los procesados por la Gürtel; y el tercero, por haber pedido presuntamente dinero al Banco Santander para un curso en Nueva York y no haberse inhibido en una causa contra su presidente. Para Coixet no hay duda: se trata de una persecución.

Garzón se muestra preocupado y taciturno por su vida y su profesión, que hoy por hoy discurre en la Corte Penal Internacional de La Haya. 'Es increíble que en este país nos empeñemos en expulsar a la gente que hace bien su trabajo y que nos dignifica', concluye Coixet.