Público
Público
Únete a nosotros

Música mod Un museo de la era pop en la Maragatería: Álex Cooper, de Los Flechazos a la Fundación Club 45

El gran icono del mod español, Alejandro Díez Garín, se despide de los escenarios, pero proyecta un archivo musical que convertirá Santa Colomba de Somoza en el centro de peregrinación de los amantes de la cultura pop de los años sesenta.

Publicidad
Media: 4.80
Votos: 5

Alejandro Díez Garín, líder de Cooper y Los Flechazos, proyecta el archivo gráfico de la era pop Fundación Club 45.


Alejandro Díez Garín (Alicante, 1967) convirtió León en la capital del mod español. Desde allí, lideró las bandas Cooper y Los Flechazos, organizó el festival Purple Weekend y montó Ediciones Chelsea. Tras anunciar su retirada de los escenarios, pasa de nuevo a la acción con un nuevo proyecto que convertirá un pueblo de la Maragatería en el centro de peregrinación de los amantes de la música mod y la cultura pop de los años sesenta.

El Archivo gráfico de la era pop de la Fundación Club 45 se ubicará en una antigua fábrica de curtidos de Santa Colomba de Somoza. Allí desplegará la memorabilia sesentera que ha ido coleccionando durante toda su vida. Discos, fotografías, carteles, partituras y folletos promocionales de bandas nacionales e internacionales, aunque en el museo también habrá un rincón para los fans de Los Flechazos y Cooper.

Portadas de las revistas 'Petticoat' y 'Rave', con The Rolling Stones. / ARCHIVO GRÁFICO DE LA ERA POP

La era pop

“Mi colección de música beat de esa década será una exposición permanente. Son los años sesenta a través de mis ojos, es decir, lo que me ha interesado e influido”, explica Alejandro Díez, quien se despedirá de los aficionados de Cooper el 9 de noviembre en Madrid.

Las entradas para el concierto en el Ochoymedio Club, cuyo escenario es la Sala But, no tardaron en agotarse tras ponerse a la venta, pero el público que se quedó sin ellas está de suerte. Lo podrá ver gratis el 25 de octubre en el festival Indyspensable, que se celebra en el barrio madrileño de Villaverde.

The Kinks y un joven que no da la chapa. / ARCHIVO GRÁFICO DE LA ERA POP

En el archivo-museo de Santa Colomba de Somoza habrá material de los años sesenta, como el que ilustra este texto, aunque Álex reconoce el guiño a quienes le han seguido durante tres décadas. “Estarán mi moto, mi guitarra y mi amplificador, así como discos de Los Flechazos y carteles del Purple Weekend. Va por todos ellos”, brinda el responsable de Ediciones Chelsea, quien desvela que hasta mostrará la ropa que lucía entonces en directo.

De Italia a Japón

“Expondremos objetos de grupos españoles, pero la visión es internacional, por lo que los visitantes podrán encontrar la iconografía de bandas de todo el planeta. Partituras, discos, hojas promocionales, carteles y fotografías de grupos internacionales, de Italia a Japón”, detalla Álex Cooper, quien también prestará su preciada colección de revistas musicales editadas en el extranjero.

Singles de Los Canarios y The Zombies editados en Francia y Alemania, respectivamente.

Museo vivo

“Será algo especial. No un Hard Rock Café, sino otra cosa, en la línea del interés actual por las colecciones privadas, así como por la gestión de fondos y archivos. No hay tantos museos dedicados al pop en el mundo y, de hecho, el interés por esta cultura nació relativamente hace poco. Nuestra iniciativa busca conservar la memoria de todos”, afirma el fundador del Purple Weekend.

“Lo más importante es que se tratará de un proyecto dinámico, no estático. Contará con una programación, en la que se incluirán conferencias, seminarios, clases magistrales y conciertos. Jugaremos con el componente lúcido del pop, pero advierto de que no será una discoteca”, ironiza Díez Garín entre risas. Bien sabe cómo acabó The Haçienda...

Portadas de revistas protagonizadas por Françoise Hardy, Twiggy y Juan y Junior.

Por qué en la Maragatería

“Hay que arrimar el hombro para dinamizar el medio rural. Tengo un compromiso con León desde siempre, por lo que cuando se planteó que podía ubicarse en el corazón de la Maragatería, allí me fui de cabeza. Creo que la combinación de un proyecto de turismo cultural con la tradición autóctona puede funcionar”, apunta.

El alma de Cooper considera que el Archivo gráfico de la era pop de la Fundación Club 45 podría ser una forma de estimular económicamente la zona y de fijar población en esa España vacía (vídeo). Sin embargo, prefiere no hablar de plazos. “Espero que podamos abrirlo dentro de dos o tres años”. Dispone de tantos objetos que el tiempo le hará buena falta para ir empaquetándolo todo.

Alejandro Díez, líder de Cooper y Los Flechazos. / MARY WILSON - ORIOL ROSELL

Peregrinación mod


¿Será este futuro museo un aliciente que logre curar la morriña que le provocará su alejamiento de los escenarios? “Bueno…”, responde dubitativo Alejandro Díez Garin, quien no puede evitar la carcajada. Luego se pone serio, ma non troppo. “Aunque no tuviese este proyecto en mente, hubiera decidido abandonar igualmente la música en directo, si bien reconozco que el Archivo ha precipitado mi huida de los escenarios”.


[Entrevista a Álex Cooper: "Soy una figura de la resistencia sonora de este país"]

El nombre de la fundación remite a Club 45: 90 canciones de la era pop para mods y jetsetters, cuyo contenido —el beat de los sesenta— se revela en la propia portada del libro, ampliado y reeditado en 2017. Obviamente, el 45 hace referencia a las revoluciones por minuto a las que giran los sencillos en un tocadiscos. “El single es el formato pop por excelencia”, sentencia el músico leonés.

¿Adiós al directo?

La ruta francesa del Camino de Santiago pasa muy cerca del Ayuntamiento de Santa Colomba de Somoza. Alejandro Díez está convencido de que algún caminante aficionado a la música podría desviarse y hacer un alto en el museo para disfrutar de su tesoro pop. Sin embargo, habrá otros peregrinos que no fallarán a la convocatoria del alma de Cooper cada vez que…

Los Brincos, grabando en Londres, y Marisol. / FUNDACIÓN CLUB 45

¡Álex volverá a subirse a un escenario! “No puedo prometer que una vez al año me junte allí para tocar con mis amigos”, confiesa el líder de Los Flechazos. “Será una peregrinación de colegas y fans, porque echaré mucho de menos a todos los que iban a mis conciertos. Un ejercicio de nostalgia para recordar los buenos ratos pasados, como hacía Grateful Dead”.

Sería necesario otro artículo para enumerar todo el material que contendrá el museo de la Fundación Club 45, pero Díez Garín pone un ejemplo que barre para casa. “¿Quieres saber qué se escribió en la prensa belga sobre Los Bravos? Pues vente a ver nuestro archivo y alucinarás con lo que te encontrarás”. Las Lambrettas ya calientan motores.