Público
Público

Cuando el realismo supera la ficción

La excelente cosecha del año pasado buscaba cazar al jugador ocasional y eliminar barreras frente la tecnología

JESÚS ROCAMORA

Cuando despedimos el mediocre 2009, lo hicimos con una certeza: 2010 sería un gran año para los videojuegos. Empujadas por la crisis, las compañías movieron estratégicamente su artillería y desplazaron gran parte de sus lanzamientos para este 2010 que será recordado por su excelente cosecha, ajustada a unos tiempos en los que no caben los juegos de relleno. Y también por dos hitos: la consolidación de los sensores de movimiento como parte del ocio doméstico y la llegada de los primeros fenómenos de masas a plataformas que no son consolas ni ordenadores, como el teléfono móvil y el omnipresente iPad de Apple.

2010 consolidó los videojuegos sin mando y los de nuevas plataformas

Nintendo tenía razón: el jugador no quiere mandos. Hablamos del jugador ocasional, el que monta fiestas en casa y utiliza la consola como herramienta familiar y social, ya sea como karaoke, gimnasio o mascota virtual. Ese jugador que cada vez tiene mayor peso en los planes de márketing. Sony y Microsoft centraron sus esfuerzos en ofrecer una alternativa a Wii con sus propios sensores de movimiento. La primera ha puesto a la venta Move para PlayStation 3, que perfecciona la propuesta de la Wii con la incorporación de una cámara, lo que le permite jugar con la Realidad Aumentada, uno de los conceptos más interesantes de los últimos tiempos.

Pero ha sido Microsoft, con Kinect para Xbox 360, la que ha ido más lejos en ofrecer la posibilidad de interactuar con todo el cuerpo. Kinect debería llevarse el premio a la mejor tecnología del año. Se ha abierto a usos inimaginables por parte de los usuarios más creativos (hay que navegar por Internet para asombrarse ante su potencial). Y aunque su catálogo inicial, como el de Move, peque de conservador, ha ofrecido cosas nunca vistas. El mejor ejemplo: Dance Central, un juego de baile que ha dejado obsoleto a cualquier intento de la competencia de hacernos mover el esqueleto, incluido el del rey de las coreografías, Michael Jackson: The Experience.

Como cada año, hay cita obligatoria con las franquicias que dan dinero (FIFA, Pro Evolution Soccer, Call of Duty, Need for Speed, Assassin's Creed, Halo) y que reconcilian a esa industria del jugador ocasional con el jugón mas tradicional. En 2010, por fin, se han visto juegos largamente esperados, como los hiperrealistas Gran Turismo 5 y Heavy Rain, ambos exclusivos de PlayStation 3. Cercano a una película interactiva, este último apostó por el dramatismo y la interpretación virtual de actores sintéticos, y dejaba al jugador en el papel de director. Tambien Alan Wake (exclusivo de Xbox) ha buscado inspiración en el cine.

El jugador del siglo XXI quiere libertad al afrontar los nuevos retos

Red Dead Redemption y Mass Effect 2 son dos candidatos al mejor videojuego del año por lo bien que resumen en qué consiste hacérselo pasar bien al jugador en el siglo XXI: darle libertad para que decida cómo solucionar los retos y que no parezca lo de siempre. El primero se inspira en los westerns crepusculares y el segundo en las space opera. Fable III y Fallout New Vegas también hacen de las decisiones del jugador su motor, y se esfuerzan por llevar un género tan hardcore como el rol al público generalista. Aunque para hardcore, el PC, fortaleza del jugón tradicional, que este año ha visto saciadas sus necesidades con la terna Star Craft, Civilization V y el MMO más popular de la historia, World of Warcraft, que con Cataclysm busca nuevos nichos.

Pero pocos superventas aguantan el tirón como Super Mario, que este 2010 celebraba su 25 cumpleaños. Super Mario Galaxy 2 y un pack con los títulos clásicos del fontanero para Wii encabezan esa capacidad única de Nintendo para adaptar sus franquicias a los nuevos tiempos. Y una mención para una superproducción internacional hecha en España: Castlevania: Lords of Shadow. Bravo.

Super Mario, que celebraba su 25 cumpleaños, sigue en plena forma

Mientras los trabajadores de todo el mundo tontean en su horario laboral con el Farmville de Facebook, el teléfono móvil y el iPad/iPhone se imponen como plataformas. El adictivo Plantas contra zombis ha sido una revelación tras su salto a Xbox 360 (a pesar de que se hayan eliminado los guiños a Jacko, que también es el rey de los zombis). Objetivo: defender el jardín de oleadas de muertos vivientes utilizando plantas como unidades defensivas. También desde Apple ha llegado a los móviles Android el divertidísimo Angry Birds, en el que hay que usar a los regordetes pajarillos como proyectiles de un tirachinas.

Beneficiados del sistema de distribución digital vía descarga, también 2010 ha sido un buen año para remakes y para propuestas indies. Entre estas últimas destacan dos por su personalidad arrolladora y su capacidad para hacer algo atractivo a partir de uno de los géneros más antiguos: el de plataformas. Limbo hace jugable la atmósfera noir y expresionista del cine mudo y Super Meat Boy la del píxel art y el gore. Entre los remakes (pensados para ser vistos en HD e incluso en 3-D), hemos visto Perfect Dark, Golden Eye 007, God of War Trilogy, Prince of Persia Trilogy y The Sly Collection.

Desde el cine, Scott Pilgrim contra el mundo y Tron: Legacy han colocado la cultura del videojuego en primera línea del entretenimiento de masas. La primera se apropia de su lenguaje y los guiños a los 8bit: la segunda de, un legado que nace en los salones recreativos y que culmina con la interpretación de un actor 100% sintético. Con todo, la mayor posibilidad de que los videojuegos entraran en la cultura de masas quedo frustrada en primavera, después de que Shigeru Miyamoto, el padre de Super Mario, se quedara a las puertas de ganar el Premio Príncipe de Asturias de la Comunicación y Humanidades. A ver si en 2011 tenemos más suerte, maestro.

‘Heavy Rain'
Quantic Dream
Género: Aventura / Película
Disponible en: PS3
El jugador como director de cine: mas cercana a una película virtual que a un videojuego tal y como lo conocemos, nuestro papel consiste en "dirigir" los movimientos y sentimientos de un grupo de personajes que, como actores de un thriller, se debaten entre lo que deben hacer y lo que queremos que hagan. Y hay que tener en cuenta las consecuencias psicológicas de nuestras decisiones en su estado de ánimo ellos.

‘Mass Effect 2'
Bioware
Género: Aventura / Acción
Disponible en: PC, Xbox360, PS3
Las ‘space opera' y sus complejas telarañas de lenguas, razas e intereses políticos quedan reflejados con maestría en un título que no se olvida de darle al jugador sus buenas dosis de acción y drama cinematográfico. Largo y complejo, primero reunimos a la tripulación y después salvamos al universo. Según las decisiones que tomemos y las alianzas que hagamos, se irán abriendo diferentes caminos y posibilidades. En 2011 llegara su tercera parte.

‘Plantas vs Zombies'
PopCap Games
Género: Estrategia
Disponible en: iPad/iPhone, Xbox360, PC
Tras uno de los títulos más absurdos posibles se esconde una joya tan adictiva como encantadora. Su mecánica es simple: debemos defender el jardín de sucesivas oleadas de muertos vivientes utilizando para ello diferentes unidades defensivas, en forma de plantas. La estrategia es fundamental para vender aunque no suficiente. Uno de esos juegos asequibles para todos, con una vida larga y varios modos de exprimirnos la sesera.

‘Super Mario Galaxy 2'
Nintendo
Género: Plataformas
Disponible en: Wii
En este 2010 Mario ha cumplido 25 años y, lejos de jubilarse, está en plena forma en esta secuela que trae de vuelta a uno de sus secundarios más queridos: el dinosaurio Yoshi. De nuevo, es fundamental cambiar de trajes según la situación (cada uno aporta habilidades diferentes a Mario) y recolectar estrellas para ir abriendo nuevos mundos. Como todo ‘Super Mario', las capas se van acumulando una sobre otra, como una puzzle con forma de cebolla.

‘Red Dead Redemption'
Rockstar
Género: Acción / Aventura
Disponible en: PS3, Xbox360
La vida después de ‘GTA IV' no es fácil y más si los juegos de mafiosos, con grandes y complejos entornos urbanos brillan por su poca originalidad. Solución: llevarse su sistema de juego al salvaje oeste y salpicar su historia con la épica de los ‘western' crepusculares y un multijugador a la altura. Y con imaginación: ahí está ‘Undead Nightmare', una expansión que completa su experiencia con un montón de zombis.

‘Limbo'
Playdead Studios
Género: Plataformas / Puzle
Disponible en: Xbox360
Si no tienes recursos, usa la creatividad. Minimalista como pocos (el protagonista se ve en medio de un bosque onírico e infernal en busca de su hermana), ‘Limbo' es un plataformas como mandan los tiempos: con elementos de puzzle y un apartado gráfico con personalidad. En su caso, atmósferas ‘noir' del cine mudo (apenas hay sonidos) y expresionista de principio de siglo.

‘Fallout New Vegas’
Obsidian Entertainment
Género: rol futurista
Disponible en: PC, PS3, Xbox360
Un juego de estas dimensiones suele estar trufado de ‘bugs’ y errores, pero su profundidad lo compensa. En un futuro postapocalíptico, el jugador debe recomponer su historia (después de que un misterioso tipo con traje a cuadros nos deje medio muertos por culpa de la mercancía que transportamos) y recorrer un vastísimo escenario lleno de misiones y personajes. Y minijuegos, como corresponde a un Las Vegas futurista.

‘Super Meat Boy’
Team Meat
Género: Plataformas / Puzle
Dispononible en: PC, Xbox360
Atentos al argumento: “‘Super Meat Boy’ es un juego de plataformas en el que eres un trozo de carne que intenta salvar a su novia (hecha de vendas) de un feto malvado que lleva esmoquin y va en bote de cristal”. Tan extraña propuesta se acompaña de una estética ‘retro’ simpaticona y se resuelve a base de pequeños niveles, que hay que superar saltando de pared en pared, recogiendo vendas y reclutando nuevos héroes.

‘Call of Duty: Black Ops’
Treyarch
Género: Acción
Disponible en: DS, PC, PS3, Wii, Xbox360
No por conocida la receta es menos efectiva: una trama bélica (durante la Guerra Fría), un desarrollo cinematográfico, un potentísimo multijugador (que alarga la vida del juego hasta el infinito) y algo de polémica (en este caso, el asesinato de un Fidel Castro virtual). Es, claro, la superproducción del año, de esas cuyas dimensiones sólo pueden medirse en millones (de euros de presupuesto, de recaudación, de horas jugadas).

‘Angry Birds’
Rovio
Género: Arcade
Disponible en: Android, iOS
Utilizando la pantalla táctil del móvil, usamos a estos regordetes pajarillos como proyectiles para hacer caer construcciones de diferentes materiales (desde el cemento al cristal) y así acabar con los malvados cerdos que han secuestrado sus huevos. Intuitivo, gratuito y con muchos niveles, su dimensión como fenómeno popular se ha traducido en la comercialización de peluches y juguetes.