Público
Público

"Renunciar a tu lengua y tu identidad es una derrota espiritual"

Josep Maria Solé i Sabaté. Historiador. Publica 'Revolució i Esperança', un libro de entrevistas con 11 supervivientes de la Guerra Civil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Trini Ballonga tiene 86 años y le cuesta reprimir el llanto cuando recuerda todo lo que vivió durante la Guerra Civil. Su mundo ha transcurrido en un ambiente rural, ha trabajado en una fábrica textil y ha formado una familia. Ella es uno de los 11 testimonios con los que el historiador Josep MariaSolé i Sabaté dialoga y recoge en Revolució i Esperança (Ara Llibres). Especializado en ese periodo, Solé i Sabaté es uno de los investigadores más preocupados en divulgar elcapítulo bélico.

¿Qué pretendía aportar con este libro de entrevistas?

Ofrecer las experiencias de algunos de los últimos testimonios de la Guerra Civil desde un punto de vista nuevo. Quería formar un caleidoscopio, un mosaico. He reunido a franquistas y a republicanos porque buscaba pluralidad. Quería ofrecer diversidad geográfica, social, cultural, política e ideológica. Dar voz al mundo rural, al mundo del comercio, a mujeres...

Es plural también en la mezcla de personajes notables y gente anónima.

'Hay franquistas y republicanos porque buscaba pluralidad'

Sí, aparece Víctor Torres, que fue secretario de Presidencia durante el exilio de la Generalitat liderada por Companys, pero también Joan Riera, que pasó la Guerra conduciendo un tanque y terminó decepcionado delfranquismo.

No se olvide del escritor e historiador Lluís Romero, que luchó en la División Azul.

Él ayudó mucho a los jóvenes investigadores interesados en la Guerra Civil. Su libro Tres días de julio es muy interesante, al igual que sus estudios sobre Dalí.

Lleva más de 40 años estudiando la Guerra Civil y, ahora, con todo este nuevo material ¿ha llegado a otras conclusiones?

Bueno, la Guerra Civil fue una tragedia. En Catalunya perdieron todos. Incluso los franquistas. Aunque militarmente ganes, renunciar a tu lengua y tu identidad es una derrota espiritual. Creo que hay que aprovechar todos los testimonios que quedan y conservar ese material. ¡No puede ser que sólo nos interesemos por ellos cuandoya están muertos!

¿Ha aprendido algo nuevo preparando este volumen?

'Hay que aprovechar todos los testimonios que quedan'

Sí. Yo no sabía cómo funcionaba la sanidad militar. He aprendido muchas cosas sobre los pasadores que ayudaban a cruzar la frontera. Y sobre todo, desconocía la sordera del mundo intelectual español hacia la literatura catalana. De eso fue consciente tras entrevistar a Núria Folch, la viuda de Joan Sales.

¿Por qué este título?

Nada ha despertado tanta ilusión en Catalunya como aquel 14 de abril. Cuando nació la revolución, la ilusión lleno las calles. Aunque como decía Federica Montseny, la revolución saca lo mejor y lo peor de las personas.