Público
Público

Rey Felipe en ARCO Un ninot gigante del rey Felipe VI irrumpe en ARCO para ser quemado: "Solo quedará la calavera"

El autor de la obra retirada en la pasada edición, Santiago Sierra, en colaboración con Eugenio Merino, presentará la obra Ninot, perfumada con la fragancia Dark blue de Hugo Boss y que cuesta 200.000 euros.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5

El ninot del rey Felipe VI en ARCO. EUROPA PRESS

El artista Santiago Sierra, en colaboración con Eugenio Merino, vuelve a estar presente en esta edición de ARCO -que dará comienzo este miércoles 27 de febrero- con una obra que alberga la galería italiana Prometeo y que consiste en un ninot gigante del rey Felipe VI -de cuatro metros- que arderá por contrato en un año.

Así lo ha explicado la propietaria de la galería, Ida Pisani, quien ha añadido que la idea de esta obra es "la de un ninot como otro cualquiera" y que, tras establecer con el comprador un acuerdo contractual, la pieza del monarca "arderá y solo quedará la calavera".

Santiago Sierra fue el protagonista de la anterior edición de ARCO por su obra Presos políticos, que fue retirada del stand de Helga de Alvear.

El precio de Ninot es de 200.000 euros y la figura está perfumada con la fragancia Dark blue de Hugo Boss "porque es el perfume que usa el monarca". La escultura está hecha de cera y alcanza una altura de cuatro metros, lo que le hace sobresalir del stand de la galería albergada en el pabellón 9 de Ifema.

Se da la circunstancia de que, como todos los años, los Reyes estarán presentes en ARCO el próximo jueves 28 de febrero con un recorrido por distintas galerías. Ninot es una escultura hiperrealista y ha sido modelada por el artista Eugenio Merino, que también ha centrado la polémica en otras ediciones por obras como la de una escultura de Franco congelada hecha de cera.

"Suelo trabajar con Sierra y creo que, más que un artista político, es un artista comprometido con la realidad y que enfoca problemas. No he pensado en la polémica, de hecho lo decidimos juntos [con Sierra], sino solo en exponer esta obra", ha señalado Pisani.

La obra de Sierra Presos políticos fue el centro de atención de la pasada edición cuando la dirección de Ifema decidió retirar la pieza antes de que la feria madrileña abriera sus puertas. Ante las críticas, entre ellas las del propio director de ARCOmadrid, Carlos Urroz, la organización rectificó y la obra volvió al espacio del que había sido retirada, en la galería Helga de Alvear.

Además de regresar, esta vez al stand de Prometeo, los Presos políticos de Sierra también estarán presentes dentro de la programación VIP de ARCO con una exposición en Zapadores Ciudad del Arte hasta el próximo 3 de marzo. Aunque el artista da por cerrada la polémica que suscitó la retirada de la obra, Sierra cree que "la censura en España no se ha terminado", tal y como ha señalado este lunes en declaraciones durante la inauguración de esta exposición.

"ARCO va a iniciar una nueva etapa, hay un cambio de dirección y estar aquí de nuevo es un gesto agradable hacia mí, me parece bien", ha indicado el artista, que considera que en España seguirá habiendo casos porque "va en el ADN", según ha lamentado.

Por su parte, Merino, el artista que colabora con Sierra en Ninot, también causó polémica en 2012 con la obra Always Franco, en la que una escultura hiperrealista de cera del dictador aparecía metida en una máquina de refrescos. La Fundación Francisco Franco no dudó en acercarse al stand de la galería ADN, donde se exponía la obra, para tomar fotografías y demandar a su autor.