Público
Público

Series para viajar donde aún no se puede ir de vacaciones, al espacio

Planetas reales o inventados, el destino final es lo de menos.

Fotograma de la serie The Expanse
Fotograma de la serie The Expanse.

A través del cine y las series se puede viajar a infinidad de lugares para los que en la vida real no venden billetes de avión. Los guiones ambientados en el espacio están plagados de ellos. Desde planetas como Marte a los que quizá algún día vayan quienes dispongan de una cuenta con muchos ceros a otros que son pura invención como los que aparecen en cualquiera de las series pertenecientes al universo Star Wars. Este es un paseo espacial a través del universo real e imaginario y sus infinitas posibilidades sin levantarse del sofá.

‘The Expanse’ (Amazon Prime Video)

La andadura de The Expanse comenzó en 2015 y terminó este año tras seis temporadas con una tanda final que cerró algunas heridas y tramas, pero dejó abierta otra que no estaría de más retomar en algún momento y explorar. Creada por Mark Fergus y Hawk Ostby basándose en las novelas firmadas bajo el pseudónimo de James S. A. Corey, se ambienta en un Sistema Solar colonizado por el ser humano. La Rocinante, la nave con la que surcan el espacio sus protagonistas viviendo infinidad de aventuras y siendo la mayor parte del tiempo la solución a los problemas que crean otros, es el símbolo de que la unión puede darse. A bordo de ella viajan los terrícolas James Holden (Steven Strait) y Amos Burton, la cinturoniana Naomi Nagata y el marciano Alex Kamal.

Juntos se ven envueltos en los tejemanejes políticos, económicos y territoriales provocados por la rivalidad entre la Tierra, Marte y el Cinturón. El detonante de la acción es la obsesiva búsqueda por parte del policía Josephus Miller (Thomas Jane) de la rica y rebelde hija de un millonario terrícola. Manejándolo todo ya sea como líder de Naciones Unidas o como simple asesora se encuentra Chrisjen Avasarala (Shohreh Aghdashloo). The Expanse en una serie eminentemente política sobre la convivencia, las rencillas, la opresión y las luchas territoriales y cómo superar las diferencias en aras del bien común. Con el paso de las temporadas, el nivel de la producción fue a más y para las últimas hay planos y secuencias en el espacio que son puro disfrute visual para los aficionados al género.

‘The Mandalorian’ (Disney+)

Creada por Jon Favreau es, hasta la fecha, de lo mejor y más consistente que ha estrenado Disney+ dentro del universo Star Wars en las últimas temporadas. Por un lado, porque cuenta con una estética de western que embelesa. Por otro, porque ha sabido sacarle partido a una fórmula sencilla que le funciona. Ver a Mando y The Child visitar un planeta en cada capítulo, meterse en algún lío y salir de él mientras ayudan o son ayudados resulta de lo más gratificante. Así como la dinámica que se establece entre un tipo tan solitario y taciturno y una versión infantil de Yoda, que tiene su encanto.

Debajo del casco se encuentra (no siempre) Pedro Pascal. Dentro de la siempre compleja cronología de La guerra de las Galaxias, lo que ocurre en The Mandalorian habría que situarlo en la línea entre lo que pasa en El retorno del Jedi y El despertar de la Fuerza. El imperio ha caído y la Resistencia de Poe, Finn y Rey no existe aún. Los mandalorianos no son lo que antaño, como no lo son los Jedi en la serie de Obi-Wan Kenobi.

‘Star Trek: Picard’ (Amazon Prime Video)

Lo de incluir esta serie de CBS All Access es un poco trampa en realidad porque la que transcurre en el espacio es solo su primera temporada. En la segunda se pasan prácticamente todo el tiempo en la Tierra intentando arreglar el desaguisado provocado por un viejo enemigo de Picard aficionado a jugar con el tiempo y la realidad. Dicho esto, ver en acción a Sir Patrick Stewart como Jean-Luc Picard siempre es una delicia. Sea en su viñedo francés echando de menos a su amigo Data o enrolándose como hace en una misión para salvar a una chica que le pide ayuda.

Para lo segundo forma equipo, léase tripulación, con Raffi (Michelle Hurd), la doctora Jurati (Alison Pill) y Seven of Nine (Jeri Ryan). Juntos se suben a la nave del Capitán Ríos (Santiago Cabrera), que fuma puros, lee a Unamuno y colecciona hologramas que replican su físico con distintas apariencias y personalidades. Star Trek: Picard, que acabará tras su tercera temporada, está escrita por Akiva Goldsman y James Duff a partir de la historia creada por Alex Kurtzman, Akiva Goldsman, Michael Chabon y Kirsten Beyer con los personajes de Roddenberry. Aunque hay algún que otro viaje espacial digno de mención, lo mejor que tiene esta serie son sus personajes y cómo interactúan entre ellos formando una singular familia sin lazos de sangre.

‘Los 100’ (Netflix)

Lo que empezó siendo una serie juvenil desarrollada por Jason Rothenberg basándose en una saga de libros escrita por Kass Morgan acabó por convertirse en mucho más que eso. Los 100 es una ficción que, con la excusa de un mundo postapocalíptico, platea una cantidad abrumadora de temas con tantas capas como se les quiera descubrir. Todo empieza con el envío a la Tierra de un grupo de 100 chavales que cumplía condena en el Arca, la estación espacial donde se refugió la humanidad tras un apocalipsis nuclear. Sus mayores deciden que, puestos a arriesgar la vida de alguien para descubrir si su antiguo planeta es habitable de nuevo, mejor mandar a unos delincuentes juveniles partiendo de la idea de que su vida vale menos.

Hasta la Tierra bajan Clarke (Eliza Taylor), Finn (Thomas McDonell), Bellamy (Bob Morley), Octavia (Marie Avgeropoulos), Jasper (Devon Bostick), Monty (Christopher Larkin), Raven (Lindsey Morgan), Murphy (Richard Harmon) y Wells (Eli Goree), entre otros muchos. Pero, más allá de las historias de adolescentes que se dan abajo, durante gran parte de su desarrollo también cobra importancia toda la parte de los adultos. Los 100 constó de siete temporadas y se merece un hueco por su valentía a la hora de arriesgar. Además, no todo transcurre en una Tierra devastada, también hay material espacial. En España la emitió Syfy y ahora está disponible en el catálogo de Netflix.

‘Futurama’ (Disney+)

Animación para adultos creada por Matt Groening, responsable de Los Simpson y ambientada en el espacio. Diez temporadas se estrenaron, ni más ni menos, de esta serie disparatada que comienza con un repartidor de pizza llamado Fry que accidentalmente acaba metido en una cápsula criogénica en 1999 y despierta un milenio después. El shock es tremendo, pero es que, además, acaba enrolado con una pandilla de lo más pintoresca en la nave Planet Espress, capitaneada por Leela, una cíclope de pelo morado.

Luego están el profesor Farnsworth, que es un pariente muy lejano de Fry; el doctor Zoidberg, un extraterrestre que parece una langosta o un cangrejo de río; y Amy, un rica heredera. Además de todos ellos, Bender, un robot que fuma, bebe, dice palabrotas y no es trigo limpio. Su frase favorita es pedirle a la gente que le bese su "culo metálico". Recorren el universo repartiendo paquetes y metiéndose en líos futuristas que muchas veces parodian los clásicos de la ciencia ficción.