Estás leyendo: Adebayor ya está listo

Público
Público

Adebayor ya está listo

Mourinho elogió al delantero aunque avisa: "Es difícil empezar sin ritmo de competición".

 

GONZALO CABEZA

Adebayor podrá jugar. No está perfecto, pero sí disponible. "No juega desde diciembre pero no ha estado lesionado, se ha entrenado cada día. El estado de forma sólo es verdadero cuando se está jugando, pero tiene un condición de base que le permite poder ir empezando", explicó Mourinho, contento por tener un nuevo efectivo disponible. Su entrada en el equipo no será radical porque "para un delantero" es difícil empezar sin ritmo de competición.

La llegada del togolés era necesaria porque sólo Benzema le servía como delantero, una situación considerada inaceptable por un técnico que quiere contar con tres puntas en el plantel. "Estoy muy contento. Siempre he querido tener tres delanteros y para el equipo era muy importante porque tenemos la fatalidad de no tener a uno. Estamos tranquilos con dos óptimos atacantes y espero a Higuaín con los brazo abiertos", argumento el técnico quien, como ya dijo Adebayor en su presentación, no ve en el africano un sustituto de Benzema: "Son diferentes, complementarios y por eso es todavía mejor".

Al luso ni siquiera le preocupa la fama de conflictivo que decora el currículo de Adebayor: "En este grupo no tendrá ningún problema. Son jugadores fáciles, honestos, buenos amigos. En este vestuario, cualquiera que llega se siente bien y cuando sale lo echa de menos". Tampoco cree que vaya a tener problemas con la persona de carácter más fuerte, el propio entrenador. "Conmigo tengo la sensación de que no tendrá ningún tipo de problema. Sus problemas eran los de un jugador que no jugaba (en el Manchester City), que no era opción. Aquí sí es opción, es querido y tiene la responsabilidad y el orgullo de jugar para el Real Madrid, me gusta mucho, tiene un capital de experiencia importante", afirmó el técnico blanco.

El togolés ha entrado en una lista en la que la mayor ausencia es Marcelo, que arrastra una gripe. También Xabi Alonso ha tenido problemas gripales esta semana y ayer no se entrenó con el resto para no estar a la intemperie, pero finalmente fue convocado y podrá jugar en Pamplona.

En lo que a guerras internas se refiere, una de las facetas que más ocupa a Mourinho, este quiso escenificar ayer la paz, pero acabó enviando el inevitable recado de cada conferencia de prensa a Jorge Valdano. Al ser preguntado directamente por su superior jerárquico el técnico señaló que para él "no es importante" su relación con el director general ya que lo importante es sólo su "relación con los jugadores". Más adelante, sin embargo, se encargó de recalcar que el agradecimiento por el fichaje de Adebayor es específicamente para José Ángel Sánchez "que ha trabajado como un loco" y el presidente. A Valdano, ni nombrarlo.

También intentó explicar por qué ha guardado silencio la última semana mandando a Karanka a las ruedas de prensa. "Yo salgo cuando quiero, no cuando vosotros [por la prensa] queréis. Además, en mis grupos de trabajo, mis ayudantes no están para los petos y para los conos. Están para trabajar, para mejorar, para aprender y para construir su futuro. En este sentido, me gusta mucho que Karanka tenga la posibilidad de salir y de hablar en rueda de prensa. Conmigo es así. Sus palabras son mis palabras y tengo la responsabilidad. A lo mejor la próxima vez salen Rui Faría o Silvino Louro. Mis asistentes no están para cositas pequeñas", avisó.