Público
Público

Australia avisa que nadie podrá entrar al país sin vacunar y pone en jaque a Djokovic y su participación en el Open

El serbio rehúsa revelar si se ha inoculado las dosis del suero y pone en duda su participación en el abierto de Australia. El Gobierno del país se mantiene firme: "No creo que un tenista que no se haya vacunado vaya a obtener un visado".

El tenista serbio Novak Djokovic durante una competición el pasado mes de septiembre.
El tenista serbio Novak Djokovic durante una competición el pasado mes de septiembre. Jo Becktold / CSM Via ZUMA Wire / Europa Press

Australia lo tiene claro: sólo los vacunados contra la covid-19 podrán entrar al país y no habrá excepciones para nadie. Así lo afirmaba el jefe del Gobierno de Victoria, Daniel Andrews: "No creo que un tenista que no se haya vacunado vaya a obtener un visado para entrar al país, y si lo obtuviera, probablemente tendría que completar una cuarentena de dos semanas". Tras estas declaraciones, todas las miradas están ahora puestas en el Open de Australia, programado para el mes enero de 2022, y en sus debutantes.

El tenista serbio y actual número uno mundial, Novak Djokovic, sigue sin hacer público si ha recibido alguna de las dosis de los sueros y por eso duda sobre su participación en el primer Grand Slam de la temporada. "No voy a revelar si me he vacunado o no, es una cuestión privada y por tanto una pregunta inapropiada", dijo el deportista en declaraciones al diario Blic. "No sé si jugaré el torneo porque la situación no es nada buena. Decidiremos en dos o tres semanas. No sé cuántos jugadores viajarán esta vez allí", añadía.

Andrews: "Al virus no le importa cuál sea tu clasificación o cuantos grandes hayas ganado"

Sin embargo, Australia no se achanta. "Al virus no le importa cuál sea tu clasificación o cuantos grandes hayas ganado. Es completamente irrelevante. Tienes que vacunarte para mantenerte tanto a ti como a la comunidad libre de riesgos", concluyó Andrews. Por su parte, Tennis Australia, el órgano equivalente a la federación de este deporte, todavía no se ha pronunciado al respecto.

Esta no es la primera vez que el tenista habla sobre la vacunación. En abril de 2020 señaló que se oponía a la inoculación de los sueros contra la covid-19: "No me gustaría que nadie me obligase a hacerlo para poder viajar", reclamaba. Unos meses más tarde volvió a apelar a la "libertad de elección" al ser preguntado por esta cuestión. 

De Australia a Estados Unidos: ¿Qué pasa en la NBA?

Una situación similar a la del tenista serbio es la que está viviendo el base estrella de los Brooklyn Nets, Kyrie Irving. El deportista reniega de la vacuna y dice que no se la pondrá al considerarlo la mejor opción para él. Sin embargo, su postura choca con el mandato de las autoridades de sanitarias de Nueva York, que han determinado que los deportistas profesionales deben acreditar su inmunización, si quieren entrenar y competir en lugares públicos..

Al comisionado de la NBA le hubiese gustado alcanzar un acuerdo sobre vacunación con el sindicato de jugadores

Ante tal situación, el equipo anunció que Irving ni jugaría ni entrenaría con ellos hasta que pudiera ser un participante completo, poniendo fin a la idea de que jugaría sólo cuando el equipo disputase partidos de visitante, fuera de Nueva York.

Lo cierto es que no todas las posibilidades parecen están agotadas. "No me extrañaría que los Nets intenten negociar con las autoridades de la ciudad para que haya una excepción", señalaba el periodista especializado en la competición Antoni Daimiel en El Larguero. Por su parte, el comisionado de la NBA, Adam Silver explicó este mismo martes que su deseo habría sido alcanzar un acuerdo con el sindicato de jugadores para que hubiese un mandato sobre vacunación contra la covid-19.

En referencia al caso del base de los Nets, Silver señaló que la cuestión atañe únicamente a Irving y la ciudad de Nueva York: "Este no es un problema de liga, pero creo que hubiera sido mejor que todos los jugadores estuvieran vacunados, la realidad es que se trata de hacer un servicio público, especialmente de cara a los jóvenes que no vean el valor de vacunarse", sentenció.