Público
Público

El Betis pide la ida en casa

Gordillo quiere hacer caja con el Barça

A.C. / G.C.

Horas después de su victoria contra el Getafe, el Betis solicitó a la Federación Española de Fútbol y a su próximo rival copero, el Barcelona, que el partido de ida de la eliminatoria de cuartos sea en el Benito Villamarín y no en el Camp Nou, tal y como deparó el sorteo. El Levante ya pidió este cambio en su enfrentamiento de octavos con el Madrid, y no se le concedió.

Aunque la mayoría de equipos prefiere contar con el apoyo de su afición en los partidos de vuelta, el Betis ha pedido revertir el orden de la eliminatoria ante la posibilidad de que el resultado del Camp Nou restara interés al que una semana después debe disputarse en Sevilla.

La situación económica del Betis, líder destacado en la Liga Adelante, es una de las principales quejas de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), ya que el club verdiblanco no ha pagado varias nóminas a sus jugadores, de ahí que una buena taquilla en el duelo copero pueda ser un elemento capital para aliviar las finanzas de la entidad que preside Gordillo, acogida a la Ley Concursal.

El Betis considera que el Barcelona no pondría impedimentos en realizar el cambio, ya que deportivamente los azulgrana saldrían beneficiados. La importancia de la Copa para el Betis es relativa, pues el objetivo del club hispalense es ascender a Primera. Su propio técnico, Pepe Mel, lo explicó ayer en Getafe. "Lo del Barcelona llegará y ahora viene el Huesca, que no va a ser el Getafe, nos va a morder y a apretar", razonó el técnico.

Los partidos de ida de los cuartos de final de Copa se disputarán la próxima semana, entre el miércoles y el jueves, aunque aún no están fijados los horarios. Sí parece claro que el derbi Real Madrid-Atlético será el jueves, pues los rojiblancos juegan el lunes Liga en Alicante. La vuelta de los cuartos tendrá lugar siete días más tarde.