Público
Público

Cómo ser un buen 'trail runner'

Cada vez son más los corredores que abandonan el entorno urbano por el natural. ¿Conoces todas las claves para enfrentarte a una carrera de trail? Te las contamos.

Un deportista durante una carrera de 'trail'.

De un tiempo a esta parte, la fiebre por el running está diversificando su radio de acción. Así, los amantes de este hermoso deporte cada vez abandonan más la ciudad por pruebas que tienen su escenario en la naturaleza en busca de nuevas experiencias y motivación. Son las conocidas como competiciones de trail running.

Si tomamos como referencia a la Internacional Trail Running Association, el trail running se define como toda carrera que discurre por un sendero natural, como bosques y montañas, y que no tiene más de un 30% de asfalto. El hecho de que la prueba se desarrolle por desiertos y pistas forestales se considera igualmente válida. A su carácter natural hay que sumar las grandes pendientes propias de la orografía de los terrenos montañosos, dificultad que incrementa la dureza a la prueba. Las carreras de trail de grandes distancias suelen denominarse ultra trail o ultra trail running.

Hay que señalar que el trail no es una modalidad nueva, sino que posee un gran arraigo en Estados Unidos y en algunos lugares de Europa. Los más conocidos y de culto son los que discurren por los parajes naturales de Yellowstone, Yosemite, Rocky Mountain, Grand Canyon o Redwood. Como curiosidad llamativa, cabe destacar el Pacific Crest Trail, una prueba que extiende su recorrido desde Canadá hasta México, con una distancia de 4.265 kilómetros.

Si amas correr, te gusta la naturaleza y estás preparado para vivir una experiencia que según sus practicantes engancha desde el primer día, da el salto al trail running. Eso sí, antes tendrás que tener en cuenta tres factores imprescindibles para no desfallecer en el intento: preparación, nutrición y equipamiento.

Preparación

Como hemos visto, el trail running se diferencia de otras modalidades de carrera en lo impredecible del terreno, que puede incluir grandes pendientes, desniveles, cruce de ríos y arroyos. Por ello, si eres corredor ya sabrás que una buena preparación y organización será fundamental, pues quedarás expuesto a lesiones y otras dificultades propias de la naturaleza.

La fuerza será un elemento clave a entrenar debido a que resulta imprescindible para poder soportar la irregularidad del terreno y la fatiga propia de una competición tan exigente. Por su parte, la técnica también deberá adaptarse, pues debemos tener en cuenta que la prueba discurrirá por terreno salvaje. Por último, la movilidad articular, la elongación muscular y la base aeróbica facilitarán mucho la correcta adecuación de nuestro cuerpo a las exigencias del trail.

Para iniciarse en el 'trail running' hay que advertir unas indicaciones iniciales básicas.

Nutrición

Que la correcta alimentación es la base para el éxito de cualquier deportista no es ningún misterio. El trail, al ser una prueba de resistencia, exigirá mucho más a nuestro cuerpo y éste deberá estar preparado con un sistema inmune lo más acorazado posible.

Según todos los especialistas, comer cinco veces al día disminuyendo la cantidad habitual de la ingesta es el primer hábito a tener en consideración. Con ello se mantiene el hambre a raya al tiempo que ofrecemos a nuestro cuerpo las dosis adecuadas de energía. Los famosos hidratos son fundamentales para un deportista, sí, pero en este punto es bueno reseñar que, si nos pasamos a la pasta y el arroz integral, esto nos ayudará con el proceso digestivo. Respecto a la carne, un gran método para su control es comer cada una de ellas, ternera, cerdo y cordero, una vez en semana. Así la podremos mantener en nuestra dieta pero siempre de forma moderada. Por último, las frutas y verduras. Prácticamente todas tienen un gran aporte de antioxidantes, por lo que no pueden faltar en la dieta. Imprescindibles.

Equipamiento

Una de las críticas más extendidas a los runners es el ‘postureo’ que para muchos les caracteriza en su vestimenta y equipamiento. De acuerdo. Pero ahora pasamos a la montaña y estos elementos pasan a ser tan fundamentales como el respirar. El objetivo es la protección, la comodidad y la satisfacción de necesidades imprevistas.

El primer artículo clave son las zapatillas técnicas. Existe una gran variedad en el mercado, por lo que hay que tener en cuenta que proporcionen la suficiente seguridad y sean las más apropiadas para tu estilo de pisada. El segundo son las prendas. Un buen consejo es contar con el asesoramiento adecuado, pues lo que llevemos puesto será nuestra coraza frente a las adversidades meteorológicas. La mochila, por su parte, será imprescindible si la carrera es de larga distancia. Gorra, gafas de sol, guantes y, ojo, teléfono móvil, completarán un equipamiento base para enfrentarnos al trail running.

Revista Elite Sport para PC

Descarga la app en Google Play

Descarga la app en Apple Store